Inicio » Plato de portada » Tortillas ceremoniales, de ofrenda hasta trueque

tortilla ceremonial (13)

Tortillas ceremoniales, de ofrenda hasta trueque

La familia Jaralillo heredó dos sellos que tienen más de cien años de antigüedad

Por Nayely Martínez 

Por más de 100 años, Elizabeth Jaralillo y su familia han tenido cuatro sellos para tortillas ceremoniales, las cuales realizan en la actualidad para la venta; sin embargo, anteriormente solo eran para algún festejo en específico. Ahora, tanto ella como su mamá, tienen la oportunidad de compartir con comensales sus tortillas ceremoniales, así como algunos guisados tradicionales que son elaborados con su propia cosecha, ya que trabajan en el campo y siembran diversidad de productos. 

Foto. Nayely Martínez

Elizabeth de 52 años de edad, y su mamá Amparo Cofradías, son originarias del barrio de San Agustín y de la comunidad La Palma, en Comonfort, ellas, desde muy pequeñas comenzaron a hacer tortillas normales y posteriormente aprendieron a elaborar las tortillas ceremoniales, desde la preparación de masa hasta la tinta para la misma, las cuales únicamente las realizaban para festejos especiales.

Foto. Nayely Martínez

Tortillas ceremoniales, desde ofrenda hasta trueque

Ely menciona que comenzó a hacer estas tortillas ya que sus familiares le encargaban que realizara la ofrenda para los difuntos, las llevaban o se presentaban en el cumpleaños de algún sacerdote. También explicó que anteriormente y todavía en algunas comunidades se acostumbra a que si hay alguna fiesta de 15 años, bautizo o primera comunión, algunas mujeres de la comunidad preparan tortillas ceremoniales para llevarlas a cambio de comida.

Explicó que éste era como una especie de trueque entre los vecinos de las comunidades. Estas tortillas eran conocidas como “tortillas de molde” por el sello que les pintan con alguna figura, la cual en ocasiones no tenía nada que ver con la celebración a excepción de las festividades religiosas, ya que éstos se heredan de generación en generación, y fueron los ancestros quienes en gran parte elegían alguna figura de su agrado.

Herencia centenaria

La familia de Elizabeth actualmente cuenta con dos moldes y cada uno tiene dos sellos, estos están hechos de mezquite puro con un mango para el fácil manejo; mencionó que estos sellos tienen 100 años aproximadamente, ya que su abuela murió a los 101 años y ya existían.

Para limpiarlos, únicamente raspan los restos con un pequeño cuchillo y solo se lava cuidadosamente.

“Actualmente ya no hay sellos de este tipo, solamente de otro tipo de madera por eso los conservamos y cuidamos mucho porque ya no hay gente que los haga de la misma manera y del mismo material. Estos moldes tienen dos sellos, uno por cada lado y elegimos cuáles queremos hacer”, comentó.

También puedes leer:

Foto. Nayely Martínez

El proceso de la tortilla y la tinta

La señora Amparo, madre de Elizabeth, viene de una familia de campesinos. En casa siembran maíz, cacahuate, frijol, nopal, jitomate, chile y lima. Para elaborar la tortilla, cuenta que se prepara el maíz y el nixtamal desde la materia prima, de la misma manera es para hacer la tinta que lleva la tortilla, se cortan hojas de muicle, que es una planta que la mayor parte de las familias tienen en su casa, una vez que se corta y se lava, se tuesta la hoja y se deja reposar un día antes, posteriormente se le agrega solo un poco de agua para que suelte el color morado.

Se coloca en un recipiente y con un pedazo de olote se le aplica la tinta al sello de la tortilla, esto debido a que los orificios del olote ayudan a que se aplique en cada curvatura del sello, ya que con algún otro artículo la tinta no se puede aplicar de la manera correcta, posteriormente la masa se coloca en la prensa y después esta misma se coloca en el sello para que se impregne y de esta manera se va al comal.

El muicle, es una planta que generalmente tiene un uso medicinal, se hace en té y es para la circulación y para las hemorragias femeninas, además de que esta tinta agrega a la tortilla el sabor un poco salado. 

Ely agregó que, como cocineras tradicionales, también hacen guisados con nopales, así como garbanzos y calabazas que también son de sus huertos. Explica que tratan de seguir con estas tradiciones en familia, ya que en las nuevas generaciones es complicado que sigan con la elaboración de las tortillas.

Actualmente ellas están instaladas en el Mercado Hidalgo y ofrecen tanto tortillas ceremoniales como tacos de guisado y quesadillas.

Catálogo de sellos

Ruth Franco Robledo, quien es promotora turística, dijo que hasta el momento en el Mercado hay dos cocineras tradicionales ofreciendo sus tortillas y guisados para todos los comensales. Mencionó que no todas las familias tienen sellos ceremoniales ni son cocineras tradicionales, por lo que estarán haciendo un estudio para saber cuantas personas tienen sellos y cuántas cocineras hay.

Actualmente se ha presentado un catálogo de sellos en donde se incluyeron a 13 familias de las comunidades, quienes explican por cuántas generaciones han tenido sus sellos, y ahora preparan la segunda edición, la cual se espera sea pública en el mes de octubre el cual incluye 13 familias más.

Y para llegarte por el oído, escucha nuestro podcast de Aderezo:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar