Inicio » Plato de portada » Dulces picositos, otra aportación mexicana al mundo

Dulces picositos, otra aportación mexicana al mundo

En distintas partes del planeta se maravillan de que comamos estas golosinas

Por Omar Rivera

El mexicano le pone chile a todo, hasta a sus dulces. Tamarindos, chamoy, chile piquín en polvo con limón, chicles picantes, gomitas, frituras y salsas agridulces son parte del menú de golosinas que disfrutamos chicos y grandes en México, que sin embargo, al ser llevados a otros países provocan miradas de extrañeza y hasta repulsión, incluso antes de llegar a probarlos.

Cuartoscuro

Basta darse una vuelta por el canal React en Youtube, en el que en uno de sus videos dan a un grupo de niños diferentes bocadillos hechos en México y su reacción al probar los productos con chiles es hilarante.

“Oh no, bro… esto luce picante” o “Tengo miedo de comer esto” son las primeras impresiones de los niños extranjeros al enfrentarse a un plato de Takis, un Pulparindo o una paleta de mango cubierta con chile.

Foto: De La Rosa

Sin embargo, hay quienes han logrado posicionar estos dulces entre los consumidores estadounidenses. Paty Pérez nació en el Estado de México y se fue a radicar a Anaheim, California, hace casi 20 años. Su fascinación por el Miguelito y los dulces de pulpa de tamarindo la hacían regresar año con año a México para surtirse.

“Allá se pueden encontrar algunos dulces de chile, pero no saben igual. No hay cómo los tamarindos de acá… Sobre todo los de Acapulco. No se que tienen pero me encantan. También el Miguelito, allá se consigue uno envasado pero sabe a pura azúcar con sal”, cuenta en entrevista telefónica con El Sol de México.

Paty cuenta que a los pocos meses de llegar a Estados Unidos, a la dueña de la casa en la que trabajaba le entró curiosidad sobre los dulces que comía. Se trataba de un Pulparindo que con gusto le compartió y desde ese momento la mujer estadounidense quedó enganchada.

“Primero puso cara como de asco, pero lo saboreó bien y le gustó tanto que cada que venía a México o pedía que mi familia me mandara dulces, la señora pedía una caja para ella”.

Los dulces con chile se están haciendo de tanta popularidad que los dueños de restaurantes de comida mexicana incluyen como postre dulces típicos de chile y en algunos de sus locales hasta los venden.

En México, el menú de dulces con chile no es estático. Cada vez más se suman variedades de postres con este ingrediente, como la nieve de picafresa, barras de chocolate con chile, mermeladas de fruta con chipotle o chile habanero y un largo etcétera que lo mismo se pueden consumir solos o como ingredientes de platillos más elaborados.

Incluso algo tan universal como las palomitas de maíz adquiere otra dimensión cuando se le pone chile. Eduardo Arcos, CEO de Hipertextual de origen ecuatoriano que radicó en México y ahora vive en España, contó en un tuit uno de sus placeres gastronómicos que cuando lo cuenta en España lo miran raro: palomitas de maíz con salsa Valentina y limón.

Leer más:

Rainbow Cheescake Bites, el toque dulce con orgullo

Guía breve: Postres y bebidas arcoiris

¿Quieres leer más antojos y enterarte de lo que sucede en el mundo gastronómico? ¡Suscríbete a nuestro newsletter! Te llegará contenido delicioso cada 15 días.

También te puede interesar