Inicio » Sobremesa » Tumbagones, los dulces que “delatan” una infidelidad

Foto. Cortesía

Tumbagones, los dulces que “delatan” una infidelidad

Descubre de qué están hechos y por qué se les vincula con la deslealtad d

Los dulces típicos de cualquier destino turístico definen también parte de su esencia y en Guanajuato vaya que hay mucho por saborear. Para muestra, los tumbagones, dulces crujientes tradicionales en San Miguel de Allende que son famosos por su sabor a naranja, anís y canela,pero también por el origen y la creencia que los rodea vinculada con la infidelidad. ¡Te contamos más!

Su nombre hace referencia al término tumbaga, una especie de frágiles anillos hechos con una aleación de oro y cobre. Este accesorio se solía entregar a los frailes y sacerdotes para simbolizar su fidelidad hacia Dios; el anillo es frágil por eso los sacerdotes debían cuidarlo mucho ya que si se rompía significaba su deslealtad a la deidad.

Foto. Cortesía


El origen de los tumbagones

Los dulces llegaron a México de Francia en 1542; esto fue cuando el fray Juan de San Miguel y fray Bernardo de Cosín, fundaron San Miguel de Allende.

Los tumbagones tienen como ingredientes: trigo, naranja agria, anís, canela y el agua (en la que hayan hervido tomates verdes y tequesquites); van espolvoreados con azúcar glass. El dulce, finalmente, es el resultado esta combinación de sabores, una fina lámina parecida a una oblea, pero que se puede doblar para darle forma de anillo. como las tumbagas de los frailes.

Foto. Cortesía

También puedes leer



La infidelidad…

¿Qué tiene que ver un dulce con la infidelidad? La picardía mexicana toca todo, y por eso, se cree que para comer un tumbagón lo debes poner en tu dedo meñique y morderlo, si este se rompe, eres infiel. Sin embargo, entre los sanmiguelenses se cuenta que no sólo se trata de infidelidad a la pareja, sino también a uno mismo.

Además, se cree que el azúcar que se espolvorea y cae cuando es mordido simboliza la pureza que la persona tiene en el corazón. ¿Te animas a comer uno frente a todos? El sabor que tiene este dulce típico vale cualquier creencia.

Si se te antoja probarlo, es necesario con buscarlo en tu próxima visita a las dulcerías de Guanajuato capital, aunque una de los lugares más famosos donde se vende es en La Casa del Tumbagón, ubicado en la zona centro de San Miguel de Allende , a unos cuantos pasos de la Parroquia de San Miguel Arcángel. Ahí podrás encontrar desde el tradicional tumbagón, hasta algunas variaciones que han surgido con el tiempo, de sabores como chocolate, fresa, vainilla o cajeta.

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

Visita estos lugares con pan francés memorable

VER PUBLICACIÓN

Consejos para evitar hormigas o cucarachas en la cocina

VER PUBLICACIÓN

Mi Rancho a Tu Cocina: Receta de huauzontles y por qué es buena idea comerlos

VER PUBLICACIÓN

¿El pollo se lava o no? Podrías estar haciéndolo mal

VER PUBLICACIÓN