Inicio » Sabores urbanos » ¿Una crema de mezcal vegana? ¡Tienes que probarla!

Foto: Cortesía

¿Una crema de mezcal vegana? ¡Tienes que probarla!

Llévate todo el sabor de México en un trago untuoso al paladar con La Mala Diabla

Erika Reyes | El Sol de Puebla

¿Te imaginas saborear una crema de mezcal sin lácteo? El ser vegano no está peleado con el consumo de alcohol responsable y eso lo saben muy bien los productores de la crema de mezcal La Mala Diabla, quienes crearon esta bebida con una línea exclusiva para veganos.

El veganismo excluye alimentos de origen animal en la dieta pero la cremosidad de este licor se  logra con el sabor de la bebida vegetal que se utiliza para su elaboración, a lo que se le suma la textura de la fruta. Por eso también es ideal para consumo de las personas intolerantes a la lactosa.

Foto: Cortesía

También puedes leer:

Su elaboración artesanal y sus sabores

Para elaborar La Mala Diabla no se utilizan conservadores ni sabores artificiales, solo la pulpa de la fruta natural y mezcal espadín de Tlacolula, Oaxaca. Su elaboración es completamente artesanal, desde pelar y deshuesar la fruta, macerar la pulpa con el mezcal, hasta embotellar y etiquetar.

Cada proceso es minuciosamente cuidados por el fabricante quien se encarga de supervisar que cada presentación cuente con las características requeridas por su receta propia para lograr el sabor equilibrado entre lo dulce de la fruta y el mezcal.

Los sabores de la línea vegana son mango, maracuyá o tamarindo, y cada una de estas presentaciones incluye auténtica sal de gusano para escarchar el vaso y disfrutar con hielo.

Esta crema de mezcal viene en presentación de un litro y es una buena opción para disfrutar durante fiestas, reuniones o para la sobremesa. La tradicional de café, por ejemplo, te va a encantar como digestivo, pero también la hay de coco, fresa, maracuyá, limón, naranja, mango, guanábana y tamarindo.

Foto: Cortesía

¿Cómo beberlo?

La variada gama de sabores no te dejará indiferente. El fabricante sugiere beberla en las rocas o con hielo frappe, pero también se puede beber a temperatura ambiente.

En el caso de la crema vegana del sabor de tu elección, primero escarcha el vaso con la sal de gusano, después agrega hielo y al final la bebida, ¡te va a encantar!

La Mala Diabla nació como un proyecto de tres emprendedores poblanos, Jorge y Yunuen Blanco, y Juan Carlos Díaz, quienes después de estudiar los procesos y definir su propia receta, decidieron hacer una crema tradicional con lácteo y ampliar su gama al mercado vegano (@lamaladiablamx).

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

¿Cocinarás pollo en Navidad? Descubre la manera correcta de lavarlo

VER PUBLICACIÓN

Cómo llegaron los chiles frescos a convertirse en secos

VER PUBLICACIÓN

Consejos para evitar hormigas o cucarachas en la cocina

VER PUBLICACIÓN

Visita estos lugares con pan francés memorable

VER PUBLICACIÓN