Inicio » Plato de portada » Las dark kitchen quitan el mal sabor

Foto. Corazón de Pollo

Las dark kitchen quitan el mal sabor

Son un modelo de negocio al que muchos han recurrido para generar ingresos y emplear a otros

María Fernanda estudió gastronomía y es sommelier, antes de la pandemia era coeditora de una revista, le gustaba mucho su trabajo, pero con la contingencia por el Covid-19, también llegó su despido. Aunque  pasó semanas sin saber que hacer, decidió emprender en algo que no había considerado antes, abrir una dark kitchen.

“No sé para qué me estoy complicando si es lo que sé hacer y me gusta. Lo voy a seguir ya fijo”, cuenta. Además, pudo aplicar su especialización en repostería.

Cortesía Cocoberry

Meses después, su negocio Cocoberry ya tiene comensales cautivos, incluso pone sus postres a la venta una pop up, “nuestros clientes nos han ayudado muchísimo, son muy comprensivos y se han adaptado al estilo. En general nos encanta que sean postres recién hechos y que lleguen a tu casa súper bonitos”, dice María Fernanda quien considera que este modelo de negocio la ha ayudado, “Me salvó de muchas maneras. Tanto económicamente como profesionalmente… creo que todos le tenemos un poquito miedo al cambio y eso nos ayudó a abrir nuestros horizontes. También me salvó en miedos personales”

También puedes leer:

Las dark kitchen son espacios donde únicamente se prepara la comida; sin meseros, mesas o platos que lavar. Aquí solo se despachan los pedidos que llegan a un restaurante o a domicilio. De esta forma se ahorra en costos operativos y satisfacen necesidades.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), como efecto de la crisis y el crecimiento del comercio electrónico por el confinamiento, entre las categorías con mayores incrementos en los pedidos están salud, tiendas departamentales y comida.

Las cocinas de este tipo no apoyan a una persona, involucran a un equipo. En varias historias de este modelo de negocio la demanda permitió emplear a más personas, entre cocineros o repartidores, durante la incertidumbre por la pandemia.

Cortesía Cocoberry

“Al principio me ayudaban mis papás, pero luego contraté repartidores. En temporada alta contratamos más, incluso otros cocineros”, cuenta María Fernanda de Cocoberry.

Con la llegada de la normalidad la tasa de crecimiento de pedidos vía online podría reducir; sin embargo la conveniencia y practicidad del modelo hacen que éste haya llegado para quedarse, comentó para El Sol México, Isaac Husny, fundador de Virko, empresa que habilita a restauranteros para contar con una dark kitchen.

Cortesía Cocoberry

Dark Kitchens,cocinas que inspiran

La pausa les dio un momento de introspección para emprender y convertir su cocina en la mejor herramienta de trabajo. Te compartimos brevemente tres perspectivas de proyectos fantasmas, más vivos que nunca. 

Cortesía Margarita Burger

Margarita Burger

Ricardo Campuzano adaptó el garage de la casa de sus papas para ofercerle a la gente una burger recién salida de la cocina.

“Ya venía de una serie de emprendimientos fracasados, les faltaba estructura (…) Margarita Burger fue ese intento que hice con mucha fe y esperanza. Ya no tenía mucho que perder. Sobretodo en una etapa tan difícil como es la pandemia”, comenta.

Al principio del proyecto el delivery era el 100% de la venta, pero ahora ha cambiado; va creciendo y ya están en planes de poner un local mejor estructurado.

Dato. Le dio trabajo hasta 8 personas


Corazón de pollo / Elvis

Cortesía Corazón de Pollo

Por su parte, Luis Alfonso Luque considera que poner un negocio así, expandió sus horizontes, “me acercó al comercio electrónico, mantuvo mi cabeza sana y salva (…) evitó una caída emocional o una posible depresión”.

Además, sus ideas culinarias han madurado y crecido, “Corazón de Pollo es una marca capaz de competir con grandes cadenas y estamos en construcción para expandir la marca”. Actualmente ofrecen servicio en CdMx y Puebla.

Dato. Le dio trabajo hasta 10 personas

Aderezo

Curaduría

Antes de la pandemia daban servicios a corporativos, luego su negocio se fue en picada porque comenzó el home office.

“La situación era muy complicada, de tener 100% de facturación nos fuimos al 0% y tuvimos que reinventarnos. La dark kitchen nos salvó para mantenernos en el negocio, hizo que sobrevivieramos como grupo y como empresa. Ahora ya tenemos dos locales” Diego

Dato. Comenzaron 5 y actualmente trabajan 20 personas

Para saber

90
mil restaurantes cerraron durante estos meses de pandemia, aproximadamente, según la Canirac

Propuestas

A partir del auge de estas cocinas surgieron otras empresas que asesoran a los pequeños emprendedores para montar sus dark kitchen y potenciar las ventas 

Y para llegarte por el oído, escucha nuestro podcast de Aderezo:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

Foto de portada www.facebook.com/CorazondePolloMEX


También te puede interesar