Inicio » Para probar » Blanco Castelar, la cocina vasco-mexicana del chef Gerard Bellver

Cortesía

Blanco Castelar, la cocina vasco-mexicana del chef Gerard Bellver

Conoce la variedad de sabores y texturas que llaman a los sibaritas mexicanos

Gerard Bellver llegó a México a sus 12 años, con la pasión por la cocina a flor de piel, un gusto que no fue heredado, pero sí motivado porque al chef español, le encanta comer. 

Con la firme idea de dedicarse a la cocina, terminó sus estudios medio superior y entró a una escuela de gastronomía. Actualmente tiene 26 años viviendo en nuestro país y ha tenido la oportunidad de trabajar con las más grandes figuras de la cocina desarrollando su técnica con disciplina y constancia.

Gerard fue chef del famoso restaurante Biko, considerado uno de los 50 mejores del mundo en la lista de San Pellegrino y actualmente es la cabeza de Blanco Castelar, Blanco Colima y Blanco Bistró.

Aderezo fue a conocer su propuesta gastronómica donde fusiona la cocina europea con la mexicana, dando como resultado un contraste de sabores y texturas que conquista los paladares más exigentes. 

Foto: Cortesía Blanco Castelar

“Busco ofrecer una cocina europea-mexicana, siento que tanto tiempo viviendo aquí he logrado hacer una mezcla con los sabores tan marcados que tienen ambas cocinas”, nos contó. 

Aunque ya lleva tres meses al frente de la cocina del hot spot de Polanco, ya ha realizado cambios en la mitad de la carta y algunos platillos los ha modificado ligeramente. 

“Ha funcionando bien, es una cocina que ya está posicionada, por lo que no podemos hacer cambios tan radicales, apenas nos estamos conociendo y vamos bien”, añadió. 

El menú-degustación estuvo conformado por los platillos estrella de la casa: 

Croquetas de jamón serrano, “un clásico de Blanco”, dijo. 

Foto. Adrián Vázquez

Mini chiles en nogada al estilo de la casa, “es un homenaje y despedida a este platillo de temporada pero reinventado, en vez de chile poblano son pimientos rellenos de lechón mezclado con las frutas típicas como durazno, manzana y pasas y la nogada tiene nuez garapiña, jerez y queso”, explicó. 

Foto. Adrián Vázquez

Pescado róbalo en la milpa, un pescado a la plancha con esquites tipo risotto, “son más cremosos y con textura”.

Foto. Adrián Vázquez

De postre fue un puro de chocolate con avellana e hridromiel de agave, un liquído que se tenía que mezclar con el falso puro. 

Foto. Adrián Vázquez

Para el chef la cocina mexicana y la española tienen muchos rasgos en común, “se parecen muchísimo, la vida pasa alrededor de una mesa, siempre estamos pensando en con quién compartir la comida o en dónde reunirnos”, compartió el cocinero español. 

Lee también

Y para llegarte por el oído, escucha nuestro podcast de Aderezo:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar