Inicio » Comer sano » ¿Por qué no hacer una dieta milagro?

Foto: Unsplash

¿Por qué no hacer una dieta milagro?

Antes de cambiar drasticamente tu alimentación, toma nota a estos tips

Erika Reyes | El Sol de Puebla

Tras los excesos cometidos durante las fiestas decembrinas comienza la culpabilidad, por eso, el principal propósito del año es perder peso lo más rápido posible y mucha gente encuentra en las dietas milagro la manera más fácil para conseguirlo.

Las dietas milagros prometen adelgazar en períodos cortos de manera fácil y sin mucho esfuerzo, explica Carolina Largaespada López, master en Nutrición por la Universidad Abierta de Cataluña reconocida por la UTEL en México, quien agrega que, en consecuencia, se promueven carencias nutricionales y aumenta el riesgo de sufrir complicaciones en personas con ciertas patologías como la diabetes y la hipertensión.

“Además, en la mayoría de las ocasiones se vuelve a ganar el peso perdido de manera rápida debido a la restricción calórica del régimen alimenticio realizado, lo que produce pérdida de agua y masa muscular, y no precisamente disminución de grasa”, expone.

Foto: Freepik

También puedes leer:

Entonces ¿Cómo empezar?

Refiere que la mejor dieta siempre va a ser una alimentación saludable basada en frutas, verduras, hortalizas, legumbres, cereales integrales, frutos secos, aceites vírgenes, carnes magras, pescado y huevos.

“Siempre hay que dedicar tiempo para hacer una lista de compras coherente, que no incluya alimentos chatarra como papas fritas, porque lo que no se tiene en casa, no se consume”, asegura.

También, dice, hay que restringir el consumo de alimentos que a continuación enumera, además de mantener actividad física 20 o 30 minutos al día.

Azúcares. Alimentos ricos en azúcares refinadas (refrescos, galletas, pasteles, dulces, chocolates, comida industrializada).

Foto: Unsplash

Grasas saturadas. Este tipo de grasas activan la respuesta del sistema inmunitario provocando una respuesta inflamatoria. Ejemplos de estos alimentos es la comida procesada (frituras, panecillos, galletas, etcétera).

Lácteos enteros. Por su alto contenido en grasas se recomienda evitarlos o moderarlos. 

Carnes rojas. Ejemplos de este tipo de carnes son la carne de vaca y la de cerdo son ricas en grasas saturadas, que producen una respuesta inflamatoria en el organismo. Sulfitos. Se usan como conservadores o antioxidantes los encontramos en los alimentos ultraprocesados como jugos, embutidos, frituras, conservas, etcétera

Alimentos salados. Es preciso evitar alimentos ultraprocesados que contengan exceso de sodio ya que este ingrediente causa una respuesta desfavorable en nuestro organismo.

Opción de comida saludable

Un menú de tres tiempos fácil, ligero y abundante que puedes adicionar en tus comidas es el siguiente:

  • Sopa de champiñones con rajas de poblano hecha con caldo de pollo
  • Pollo en salsa de soya. Para hacer la salsa se integran: 2 Cucharadas de vinagre, 4 cucharadas de mostaza, 8 cucharadas de soya, 2 cucharada de aceite de oliva y 1 cucharadita de miel. En un sartén rociado con PAM, sellar dos piezas de pollo sin piel pollo. Agregar un cuarto de cebolla en trozos y agua hasta cubrirlas. Dejar hervir hasta que el pollo este cocido y bañar con la salsa.
  • Ensalada verde aderezada con vinagre balsámico.
  • 1 tostada Sanissimo

Lo mejor será siempre que acudas al nutriólogo para que formule una dieta especial para ti.

Foto: Freepik

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

¡Festeja con los dioses! Lánzate a Pulcata Fest 2023

VER PUBLICACIÓN

Cómo preparar de manera tradicional el té matcha

VER PUBLICACIÓN

Entérate de las fiestas gastronómicas en el calendario de Aderezo

VER PUBLICACIÓN

¿Cuál es la mejor época del año para beber pulque?

VER PUBLICACIÓN