Inicio » Comer sano » Usos medicinales de la flor de Cempasúchil

Foto. Cuartoscuro

Usos medicinales de la flor de Cempasúchil

Aprovecha la temporada para incluir esta especie no solo en la ofrenda, también en infusiones saludables

Por Erika Albisúa

¿Quién podría no disfrutar y adorar, en la época de Días de Muertos en nuestro país, el exquisito aroma de las flores de cempasúchil, que elevan su perfume al ambiente y brillan con su llamativo color naranja, para servir de guía a las almas de los fieles difuntos?

Esta bella flor originaria de México, cuyo nombre proviene del náhuatl Cempohualxochitl que significa: flor de 20 pétalos, es un elemento infaltable en los altares de los difuntos a finales de octubre y principios de noviembre.

Desde la época prehispánica, los mexicas relacionaban el color amarillo de esta flor con el sol, por ello la utilizaban en los altares, ofrendas y entierros dedicados a sus muertos. Y cada vez se popularizan más los platillos elaborados son ella. 

Además, según la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desde el siglo XVI se tienen registros del uso medicinal de esta planta en el Códice Florentino.

Hoy día ya se conocen sus numerosas propiedades medicinales, las cuales nos describe Maredy Lizaola, naturista dedicada al estudio de las plantas curativas desde hace ocho años quien, en entrevista, comenta que el nombre científico de esta aromática flor es Tagetes erecta L.

Foto. Erika Albisúa

Usos medicinales de la flor de cempasúchil

  • Combatir parásitos
  • Ventosidad infantil
  • Problemas hepáticos
  • Bilis
  • Afecciones del estómago
  • Empacho
  • Diarrea y vómito
  • Afecciones oculares
  • Tónico del sistema nervioso
  • Contrarrestar los cólicos menstruales
  • Coadyuvante para producir leche materna
  • Es útil para combatir problemas de la piel
  • Controlar ataques epilépticos
  • Se usa para diabetes, reumatismo y atenuar malestares del cáncer

Para combatir todos estos males que menciona la entrevistada, las flores se deben usar en cocimiento suave, esto quiere decir que deben hacerse en infusión y también se puede utilizar de forma oral, cutánea, en compresa, en baño y oftálmicamente.

Foto. Creative Commons

Las hojas contienen un aceite esencial, en el que se han identificado monoterpenos: geraniol limoneno, linalol y su acetato mentol; ocimeno, befelandreno, dipenteno, pineo y taguetona, y los flavonoides: comferitrín, camferol y ramonósido.

Las flores y los pétalos son ricos en carotenoides, que son antioxidantes naturales, de los que se han identificado luteína y xantofila. 

Lee también

Evaluación farmacológica  

En estudios, se ha encontrado que la flor de los 20 pétalos presenta actividad antibiótica contra bacterias como: Pseudomona aeruginosa, que ocasiona infecciones tanto en vías urinarias como en las vías aéreas o el aparato respiratorio —fosas nasales, boca, laringe, faringe tráquea, bronquios, bronquiolos y pulmones—.

También actúa contra Staphylococcus aureus, que causan infecciones cutáneas, tos y fiebre; contra Bacillus cereus, que provocan diarrea, dolor abdominal y náuseas, y contra la Escherichia coli, causante de infecciones estomacales y diarrea.

Además, es antimicótico, es decir que actúa contra los hongos: Candida albicans, presente en infecciones vaginales; Candida utilis, causante de afecciones respiratorias y urinarias, además del Aspergillus niger, presente en infecciones pulmonares.

“La flor de cempasúchitl, es muy buena para tratar problemas digestivos en general pero únicamente se debe tomar en cocimiento suave, de lo contrario sí te va a irritar la mucosa intestinal”, advierte Maredy.

Y para llegarte por el oído, escucha nuestro podcast de Aderezo:

También visita nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar