Inicio » Sabores urbanos » En Celaya no todo es cajeta, las gorditas son tradición

En Celaya no todo es cajeta, las gorditas son tradición

Además de la cajeta, este es otro de los platillos emblema; te contamos parte de su historia centenaria

Por Alejandra García


Las gorditas de queso y migajas son uno de los alimentos típicos de Celaya, además de la cajeta, por lo que existen cocineras tradicionales que desde hace varias generaciones han conservado el legado familiar.

Alejandra Rodríguez Ramírez, es una de las cocineras que ha continuado con la herencia que su abuelita Ignacia Yerena —quien falleció a los 104 años de edad, y fue su mentora en este arte culinario desde que la señora Alejandra era muy pequeña— le dejó ; ahora lleva 55 años haciendo las gorditas de queso, mismas que ama y disfruta hacer. 

Lee también:

“Desde que llegué aquí al Mercadito Cañitos, hace 40 años aproximadamente, me he dedicado todos los días del año a vender mis gorditas de queso, las cuales debo mencionar disfruto mucho hacer, y por supuesto para mí es de vital importancia atender a mis clientes amablemente, ofrecerles un gran sabor, limpieza e higiene”, contó para Aderezo.

Foto. Adrián Mendoza / El Sol del Bajío

“Somos orgullosamente una de las familias pioneras de la creación de las gorditas de queso, mi abuelita fue la primera que llegó al mercadito a vender, anteriormente vendía en la calle Aztecas, en donde la gente la felicitaba por su sabor y sazón”, añadió. 

Además, Alejandra recuerdo que cuando tenía seis años, su abuelita le acercaba un botecito con queso y masa, y comenzó a hacer mis primeras gorditas, “las hacía chiquitas y la gente las pedía porque les llamaba la atención, lo que vendía se lo daba a ella y para mí era muy satisfactorio realizarlas”.

Foto. Adrián Mendoza / El Sol del Bajío

La señora Alejandra le ha enseñado a su hija Paulina a cocinar estas gorditas, pidiéndole continúe, cuando ella ya no esté, con esta bonita tradición, y que junto a los demás hijos de sus seis hermanas, sigan este gran e importante legado. 

“A pesar de la contingencia sanitaria y de que sí nos ha afectado en ventas, también hemos sufrido las altas de los insumos que utilizamos, sin embargo hemos ido saliendo adelante poco a poco, continuando con gran energía y amor en este oficio orgullosamente como habitante del Barrio de Tierras Negras.

Las gorditas de queso son las tradicionales de Celaya así como el atole de leche con cáscara de limón y naranja, siguiéndole las gorditas de frijoles y migajas, así como las pacharelas. 

Alejandra explicó que “el maíz o nixtamal como se conoce, un día antes se coce y se deja enfriar, al día siguiente tempranito se lleva al molino junto con el chile cascabel, se adquiere masa del día y se va teniendo listos todos los insumos, el queso fresco se recibe y se mezcla con el chile cascabel molido, creando una especie de masa”. 

Es importante señalar que las verdaderas gorditas tradicionales de Celaya eran las de queso, de tamaño pequeño y anchas; sin embargo con el paso de los años y la competencia se optó por hacerlas más grandes. 

La historia de Don Chuy, la birria “que nunca cierra”

Alejandra Rodríguez, con su negocio Gorditas y pacharelas Alex, es visitada no sólo por celayenses sino también por habitantes de diversos estados de la República Mexicana e incluso del extranjero, por ejemplo de Los Ángeles, California, quienes aprovechan desde hace varios años su llegada a Celaya para adquirir estos ricos alimentos prefiriéndolos por su sabor y sazón. 

El origen y leyenda

Las gorditas de queso surgieron hace 155 años en la inauguración del templo que se edificó en honor a la Virgen de Guadalupe,  ubicado en el Barrio de Tierras Negras; los habitantes de este lugar no sabían que ofrecer de comer a los invitados y feligreses. Cuenta la leyenda que una jovencita en compañía de una mujer mayor, enseñaron a algunas mujeres la receta para crear las gorditas de queso, que fueron degustadas por todos los asistentes.

Foto. Adrián Mendoza / El Sol del Bajío

Se dice que a estas mujeres que compartieron la receta de las gorditas, ya no  las volvieron a ver y después notaron el enorme parecido que tenían con las imágenes de la Virgen de Guadalupe y de Santa Ana, mismas que se encuentran una al lado de la otra, en el altar principal del templo, dedicado a la Virgen de Guadalupe. 

Cabe mencionar que después de este suceso, a las gorditas de queso, se le atribuye un origen divino  que sin duda debes probar cuando estés de visita por el famoso Barrio de Tierras Negras.

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar