Con la tecnología de Google Traductor

Con la tecnología de Google Traductor

Inicio » Personajes » Chila, las botanas favoritas de Wendy Guevara

botana_LeonL

Chila, las botanas favoritas de Wendy Guevara

Originaria de León, la celebridad visitaba este puesto antes de entrar en el reality

COMPARTIR

Por Mayra Córdova

La cobertura mediática que vive actualmente Wendy Guevara, por su participación en La Casa de los Famosos es monumental, y en Aderezo quisimos entrarle, pero desde lo gastronómico porque apoya al consumo local; por eso, desde El Sol de León y directo a todo México te contamos más sobre las las famosas botanas de Chila.

Empecemos por la ubicación: El Barrio del Coecillo, uno de los más populares de la ciudad, cuenta con jardín que alberga historia y tradiciones que reflejan la cultura leonesa; en el lugar se encuentran varios antojitos para el gusto de cada paladar y que solo se encuentran en León. 

Sobre el lado de la calle Acapulco donde hay uno de los puestos más queridos y gustados por la gente, las famosas botanas de Chila, quien además de su salsa picosa, pero sabrosa, ha ganado fama en redes sociales por ser uno de los lugares que frecuentemente visitan “Las perdidas”, acompañadas de todo su clan, entre ellas, Wendy Guevara.

Incluso, la propietaria del puesto, recuerda que desde antes de ser virales, iban a consumir y “echar un rato cotorreo”.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí
Fotos: Mayra Córdova | El Sol de León

La historia del local

Chila comenzó a trabajar en el jardín, en el puesto de sus primos que vendían fruta; ahí estuvo durante 17 años. 

Una de sus hijas trabajaba con un señor que vendía botanas y luego ella también le ayudaba hasta que él dueño se enfermó y se las cedió a ellas, agregando 15 años más a su trayectoria como comerciante en este lugar, más de 30 años en esto de la vendimia. 

Le dicen chila que enchila porque no le gusta su nombre”, dice Mary su hija, una de las que le ayuda en el puesto que atiende de jueves a martes de una de la tarde a 10:30 de la noche. 

Solo descansa los miércoles, el sábado y domingo es cuando más gente tiene y en temporadas de lluvia la venta es floja, pues dice que los clientes prefieren algo “calientito” y que siempre ahí van recuperándose al pasito. 

“Aquí a veces vienen Las Perdidas y cotorreamos y a ellas les gusta mucho pedir tostadas de oreja, pero también tenemos de cueritos, de carne molida, taquitos dorados y las guacamayas no pueden faltar”, dice Chila. 

No perdieron la esperanza 

Durante estas más de tres décadas, Chila asegura que no habían pasado una crisis tan difícil como la pandemia por COVID-19. 

Una vez declarada la contingencia sanitaria en la ciudad, les prohibieron ponerse en el jardín. “No creas, nos fue bien mal, nosotros estábamos enfrente adentro de ese como local, duramos como un año ahí, pero pues la gente no nos veía, no estábamos a la vista”, recordó. 

Luego de ese tiempo, les permitieron están sobre la banqueta y apenas hace aproximadamente cuatros meses se les dejó usar sus lugares en el jardín, pero sin poner sillas o mesas donde puedan comer sus clientes. 

“Ya ahora que estamos acá de nuevo si ha habido más gente, pero ahí vamos poco a poco”, comentó.

También puedes leer

Fotos: Mayra Córdova | El Sol de León


Apoyada por su familia

Cuando se le cuestiona si piensa dejar un día su negocio y poner a cargo a sus hijas y nuera, que son quienes le ayudan a atenderlo, dice que más adelante, pues le deprime estar en su casa. 

“No sé si se lo deje a mis hijos, a lo mejor no les gusta tanto como a mí, a ver qué pasa, ya ves que están chavos y se aburren de trabajar porque si es pesado, aquí no hay fiestas, ni bailes, ni fines de semana libres porque esos son los fuertes para vender, pero si me ayudan mucho en casa para preparar todo”, dijo.

Y es que además, Chila asegura que venir al jardín se ha vuelto una tradición, pues el ambiente gusta mucho a las familias, parejas o amigos que se dan un gusto con los variados antojitos que cumplen todos los gustos. 

“Vengan a comprar y a conocer nuestras tradicionales guacamayas, sobre todo la gente de fuera es lo que pide, les da curiosidad saber qué es; primero no se les antoja porque dicen que el duro para ellos es chicharrón, pero les explico la preparación, las prueban y les gustan”, aseguró. 

Fotos: Mayra Córdova | El Sol de León
  • Las favoritas de Wendy Guevara y Las Perdidas

Desde antes de ser virales por su video, Las Perdidas, quienes también vivían en este barrio, acudían frecuente al puesto de Chila para comer y echar un rato “cotorreo”. 

Ahora que son famosas, siguen visitando el lugar, cada vez con más integrantes del que han llamado su clan, con quienes hacen transmisiones en vivo, generando la curiosidad de la gente que además de ir a buscarlas para la foto, aprovechan para probar lo que en el lugar se vende y Chila no es la excepción. 

“La verdad si nos sirve que vengan. Me ha tocado conocer gente de Tijuana, de Ciudad Juárez, Monterrey, de muchos lados, que vienen a probar y ver si de paso las ven”. 

Foto: Cortesía “Chila la que enchila”
COMPARTIR