Inicio » Para probar » Flores y más flores: Esto puedes comer en Jardines de México

Foto. Cortesía

Flores y más flores: Esto puedes comer en Jardines de México

Conoce la propuesta de la chef Nataly Martínez y anímate a probar lo que prepara en Jardines de México

Inmerso en la naturaleza, y creado con el objetivo de promover los mismos sabores de algunas de las flores que lo rodean, se ubica el restaurante del parque Jardines de México ubicado en Tequesquitengo, Morelos, donde la chef y gerente Nataly Martínez nos recibe para hablarnos sobre las riquezas del estado de Morelos y de las tradiciones culinarias de las regiones de sus alrededores.

“Estamos en el jardín floral más grande del mundo, por lo tanto, este es el restaurante más grande de la zona. Buscamos enaltecer los platillos de los alrededores y el uso de las flores de nuestro huerto, no sólo como parte de la decoración de nuestros platillos sino también como parte de las recetas que forman parte de la carta”, dice Martínez.

Ensalada con frutas del huerto

El parque celebra su reapertura después de un año renovando sus actividades entre las que destaca la visita a los cinco parques temáticos (Tropical, Italiano, Japonés, Cactáceas y Laberinto de los sentidos) además de talleres relacionados con las flores, actividades con perros y su ya conocida área de conciertos.

En el tema de las flores como parte del menú del restaurante, la chef dice que una de sus creaciones es la flor de calabaza rellena de requesón y el uso de la dalia, con las que elaboran gelatinas y diferentes tipos de mousse, entre otras creaciones.

Los postres son únicos y elaborados con recetas de flores como la nochebuena

“En la cocina trabajamos mucho con las flores y hasta con la nochebuena con la que hacemos jarabes y ensaladas. Sabe como el pétalo de la rosa, es la flor que nos representa, somos líderes productores aunque este año por la pandemia no se produjo mucho”, explica la chef.

Pero los platillos estrella de la otra parte del menú y los que más piden los comensales son la cecina de Puente de Tixtla y la pasta con camarones al mezcal es el número dos. Al respecto dice que existe un mito sobre el origen de la cecina porque, “mucha gente piensa que es de Yecapixtla pero en realidad la más solicitada es la del Puente de Tixtla.

La chef Nataly Martínez crea un men´ú para una dieta sana y natural

“Mi especialidad son la pastas hechas en casa, es lo que a mí me gusta más cocinar, sin embargo, no dejo de crear las recetas que me enseñó mi abuela sobre todo la del mole, que es muy diferente a los demás con un sabor especial que no es tan dulce sino con un poco más de picante, que va acompañado de un tamal de frijol”.

El lugar ofrece también concina internacional que incluye un menú japonés que está inspirado en el Jardín temático del parque y otro en el de Cactáceas y así cada uno de los jardines del parque cuenta con sus recetas especiales.

Coctelería a base de cítricos

“Siempre va ha haber comida internacional desde un ceviche hasta una pasta, pero siempre llevan un toque de producto local. En Morelos somos líderes productores de higo, jitomate, aguacate, tenemos la producción más grande del país en amaranto, además de truchas, mojarras. La gente no sabe que Morelos tiene mucha gastronomía y en Jardines de México lo que estamos haciendo es rescatar un poco de ésta”.

Uno de los objetivos del restaurante es integrar a su equipo a mujeres cocineras de diferentes regiones de Morelos quienes le dan un toque de historia y tradición a cada platillo.

“Estoy trayendo a cocineras tradicionales de algunas zonas cercanas a Jardines de México para que nos vengan a cocinar. Sobre todo de Huantepec, cada fin de mes invitamos a expertas de diferentes lugares que preparan desde un huaxmole, hasta un huanzontle y tlacoyos de la forma tradicional“.

Sobre la comida mexicana dice, “somos la primera cocina y la mejor en el mundo, pero los mexicanos no lo sabemos, y nosotros nos estamos encargando de eso”.

La carta tiene más de 30 platillos y el buffet 40 por día, donde destaca la ensalada morelense, tres tipos de carne y hasta seis diferentes tipos de postres.

“Además de las flores comestibles, cuidamos mucho la salud de las personas a través de cada ingrediente y receta. Es muy poca la comida que tiene grasa, es equilibrada y no es pesada”.

Martínez habla de sus orígenes y cómo llegó a destacar en el ámbito culinario nacional. “Soy ‘guayaba’ así nos dicen a los nativos de Morelos porque aquí hay muchos árboles de guayaba. Empecé por hobbie y ya grande, a los veintitantos años, comencé desde practicante. Después trabajé en el hotel Anticavilla de Cuernavaca, donde me entrenaron chefs de origen italiano, de ahí viene mi especialidad en las pastas. Pero de los chefs que más he aprendido en mi vida son mi mamá y mi abuela. Y ahora en este restaurante cocino para miles de personas”.

También lee:

Cecina de Puente de Tixtla

El restaurante ofrece una interesante propuesta en el tema de mixología en la que destacan el coctel tropical compuesto de cítricos, licor de melón y menta inspirado en el jardín Tropical y el elaborado con maracuyá natural, jugo de limón, sal de gusano y flores, además del tradicional carajillo.   

Te invitamos a conocer nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar