Con la tecnología de Google Traductor

Con la tecnología de Google Traductor

Inicio » Tendencias » Sal, limón y mantequilla: Lo necesario para mejorar o empeorar un platillo

Foto. Cuartoscuro

Sal, limón y mantequilla: Lo necesario para mejorar o empeorar un platillo

Tres básicos que impactan significativamente a la sazón de todos

COMPARTIR

En el mundo culinario, la cantidad de ingredientes que existen es infinita, pero eso no impide que existan un par de insumos favoritos para cocinar. Pasa en los hogares y en las cocinas de grandes chefs.

Hoy abordamos tres ingredientes claves, que, según algunos especialistas, son infalibles en sus platillos, una triada que se utilizan juntos o por separado, para realzar el sabor, la textura y el aroma de los alimentos. Hablamos el limón, la mantequilla y la sal, de hecho, la chef Mónica Patiño comenta para este medio que “Sin la sal no existimos, la necesitamos. Es el oro de la cocina”

¡Ya estamos en WhatsApp! Recetas, comida y muchas recomendaciones culinarias podrás encontrarlas en nuestro nuevo canal. Únete aquí.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí

Por su parte la chef Sara González Tablada, explicó para Aderezo, cómo es que estos tres elementos potencian los guisos que ella elabora. Aunque es una pregunta dificilísima, entra en detalle:

Sal: “Muchísimas veces la gente que dice que algo no sabe bien, pero es nada más porque le falta una pizca de sal a su comida. Es el truco mágico”.

La mantequilla: “Amo la mantequilla. Me encanta cocinar mantequilla. Nada que esté frito en mantequilla sabe mal”.

Limón: “Como buena mexicana, el limón. A veces no se nos ocurre que lo único que le falta a nuestro platillo es un poco de ácido, eso lo vuelve más brillante, delicioso y complejo”.

También puedes leer: Descubre los tipos de sal existen para cocinar

La manera correcta de agregar sal a la comida

De acuerdo con Aprende Institute, existen tres maneras que son claves para usarla:

1.Cuando sirves pasta o vegetal. Se debe agregar la sal cuando el agua comienza a burbujear. No antes ni después.
2.En la proteína que vas a cocer desde cruda. Se pone la sal fuera del fuego y por ambos lados, no cuando está en la estufa.
3. Al saltear verdura. Se sugiere aplicar cuando comienza a tomar temperatura y está cubierta de aceite o mantequilla.

Foto. Creative Commons

Más aportes de la sal, limón y mantequilla

La sal libera los sabores naturales de los ingredientes, suaviza la acidez o el picor de otros ingredientes; además, favorece a que los guisos sean más jugosos y apetecibles. Sin olvidar que se emplea como conservador porque puede deshidratar los alimentos.

El limón corta la grasa y refresca el paladar, por eso se utiliza en salsas, aderezos y algunas bebidas mexicanas. Es importante recordar que es la clave en platillos marinados, qué decir de los aguachiles.

Y finalmente, la mantequilla. Añade profundidad y complejidad a los platos porque enaltece las texturas; no por nada se utiliza para espesar sopas, para dorar carnes y verduras.

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

COMPARTIR