Con la tecnología de Google Traductor

Con la tecnología de Google Traductor

Inicio » Tendencias » Alimentos que sí puedes subir al avión

Foto: Freepik

Alimentos que sí puedes subir al avión

Te contamos las consideraciones a contemplar si quieres comer en el aeronave

COMPARTIR

El hambre siempre llega, incluso cuando vas a viajar por aire, y para muchos comerse su propio alimento antes o durante el vuelo es una buena alternativa

Desde que llegas al aeropuerto hasta que estás en el avión debes considerar que vas a pasar por una serie de revisiones, por eso es importante que prepares tu maleta para estas circunstancias.

¡Ya estamos en WhatsApp! Recetas, comida y muchas recomendaciones culinarias podrás encontrarlas en nuestro nuevo canal. Únete aquí.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí

Pero, ¿está realmente permitido ingresar con comida? y si te estás planteando hacerlo, prepárate porque hay cosas que pueden ponerse un poco confusas, por eso debes tener en cuenta normativas, tanto al país que viajas como del que provienes, así como de las aerolíneas.

Foto: Freepik

Proceso dividido

En primera instancia, al ingresar al aeropuerto y antes de pasar el filtro para el área de espera, puedes consumir tus alimentos sin ningún problema.

Pero si quieres prevenirte en comer en las áreas de espera o en el interior del avión debes considerar que vas a pasar revisiones del control de seguridad, por ello las aerolíneas y los aeropuertos suelen tener restricciones para los alimentos que irán en tu bolsa de mano.

Foto: Freepik

Regulaciones

No sólo las compañías aéreas y los agentes de vigilancia, sino también las aduanas quieren saber qué alimentos llevas a bordo en el equipaje de mano, por eso debes hacer una investigación de las normas, para que puedas hacer una buena planeación. 

También puedes leer:

Cada país posee sus regulaciones, de acuerdo a sus leyes y consideraciones. Para muestra dos ejemplos: Si viajas dentro hacia o dentro de la Unión Europea (UE), sólo tienes que declarar el alcohol, el tabaco y el café. Al volar de la UE a un país no comunitario o viceversa, la carne, la leche, el queso, los huevos y otros productos de origen animal pueden causar problemas por razones tanto culturales como sanitarias. Las compañías aéreas suelen permitir llevar la comida; sin embargo, es mejor consumir los alimentos en la terminal o en el avión y no llevarlos al país de destino, ya que la normativa sobre importación de alimentos en Estados Unidos es especialmente estricta.

En cuestión de reglas la Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (TSA por sus siglas en inglés) ha generado manuales que se siguen internacionalmente, una de ellas es la regla 100-1-1,   la cual establece que sólo puede llevar a bordo 100 ml de líquido por recipiente. Además, estos recipientes deben transportarse juntos en una bolsa de plástico transparente y resellable con una capacidad máxima de un litro. 100 ml – 1 recipiente1 litro, es decir, 100-1-1.

Foto: Freepik

Esta regla ha sido investigada previamente por asociaciones y empresas de seguridad aeroportuarias, pues en ellas se determinó que 100 ml de líquido disminuyen los casos y probabilidades de riesgo, tanto de atentados como de accidentes, para causar daño al avión, pasajeros y tripulación, por ello la mayoría de los productos tienen que estar sellados o lo más secos posibles.

Foto: Cortesía TSA

Alimentos, bebidas y otras consideraciones

Los alimentos sólidos y secos que se transportan en un recipiente hermético y a prueba de fugas suelen poder pasar el filtro sin problemas, al igual que los aperitivos en su recipiente original siempre y cuando sean fácilmente identificables por el personal de revisión y estén envasados en un recipiente hermético.

En el caso de la fruta y la verdura, casi todo está permitido; sin embargo, en el caso de los alimentos líquidos y gelatinosos, como la miel, entre otros, recuerda que sí se permiten hasta 100 ml de cada uno, por lo que deben llevarse en una bolsa transparente con una capacidad máxima de un litro.

Foto: Freepik

Los alimentos frescos como carne cruda, fruta fresca, verduras, marisco o huevos suelen estar permitidos en el equipaje de mano, al menos si están precintados o empacados para que no escapen olores ni se derramen las soluciones.

Sin embargo, esta normativa sólo se aplica a los vuelos nacionales. En los internacionales, las normas para importar alimentos frescos, especialmente frutas y verduras, son muy estrictas. La razón es que con estos alimentos se pueden importar plagas o enfermedades al país de destino.

En el caso de la comida casera, al igual que ocurre con otros tentempiés, los alimentos sólidos y secos pueden llevarse sin problemas siempre que estén correctamente envasados. En este caso, la consistencia de los alimentos que lleves es crucial, ya que las sopas y los guisos se consideran líquidos. Aunque sea duro, los pasajeros deberán prescindir de sopa casera caliente durante el trayecto.

Foto: Freepik

Para las bebidas alcohólicas, es posible llevarlas en determinadas condiciones,  y para ello también se aplica la regla 100-1-1.

Si la bebida alcohólica de tu elección contiene más de un 22% de alcohol, no está permitido guardarla en el equipaje de mano (o mochila de viaje) ni meterla en la maleta.

Por tanto, podrás llevar el equivalente de una copa de champán o vino debidamente envasada. Sin embargo, deberás dejar en casa las bebidas alcohólicas más fuertes, como el vodka o el ron.

La alimentación de los niños en el avión es un asunto especial, sobre todo cuando se trata de comida para bebés. Pero no te preocupes: si viajas con un niño de hasta dos años, las compañías aéreas permiten llevar comida para el pequeño en la cantidad que necesite.

Foto: Freepik

Los alimentos infantiles, la leche materna, el agua destilada y otros artículos para bebés están exentos de la regla 100-1-1. No obstante, dichos alimentos deben guardarse en un lugar de fácil acceso, ya que es probable que vuelvan a ser examinados por separado. Espera que el personal de seguridad abra e inspeccione los envases. Además, no lleves a bordo más comida para bebés de la que realmente necesites para el viaje.

No olvides que aunque sólo sean alimentos o polvos para bebés, hay que declararlos. Así evitarás que te retengan por ello.

Recuerda que cada aerolínea y país tiene una lista que puedes consultar, pero entre los productos más comunes y sus presentaciones que puedes llevar en tu equipaje de mano puedes guiarte por la siguiente tabla:

Alimentos permitidos

  • Bocadillos (envueltos en papel transparente o guardados en una caja)
  • Frutas y ensaladas
  • Patatas fritas, galletas y otros dulces como chocolates
  • Bolsitas de té y bebidas instantáneas
  • Chocolate sólido
  • Queso sólido
  • Camote
  • Ate
  • Dulce de acitrón
  • Dulce de leche
  • Dulces típicos
  • Mole en polvo
  • Pan dulce seco

Alimentos prohibidos o menos permitidos

  • Productos gelatinosos para untar, como mermelada, cremas de turrón y frutos secos, mantequilla de cacahuete en tarro, salsas, catsup, etc.
  • Salsas, aliños
  • Alcohol de alta graduación
  • Sopas
  • Bebidas alcohólicas
  • Chocolate en crema o líquido
  • Cajeta
  • Comida enlatada
  • Helados
  • Hielo seco
  • Queso crema
  • Mole en pasta
  • Pan Dulce que suelte líquido
  • Queso Oaxaca con suero 

Por si quieres comprar

La comida de los aviones no es precisamente conocida por ser de alta cocina y su mala fama está justificada en parte, ya que no suele saber bien debido al cambio de presión atmosférica afecta al olfato y al gusto. 

Por otro lado, los costos altos de comprar y consumir alimentos en la terminal o dentro del aeronave también es otro factor que impulsa que los viajeros busquen consumir sus alimentos.

Foto: Freepik

Pero si quieres ahorrarte la fatiga de aprender tantas consideraciones y gastar, puedes conocer la oferta alimenticia de cada aerolínea. 

Por ejemplo, en algunas de estas empresas, dependiendo del tipo de boleto que compres, reciben a sus pasajeros en vuelos cortos de hasta 30 minutos con chocolate. En los trayectos de hasta 60 minutos, también reciben una botella de agua gratis. Otras ofrecen a los pasajeros de viajes de corta y media distancia una comida gratuita, se pueden comprar aperitivos y bebidas a bordo. 

En los de larga distancia, la situación es algo diferente. En casos de tarifa económica, algunas ofrecen gratuitamente una comida caliente y otra fría, así como una bebida con cada una; otros incluyen un tentempié y una bebida no alcohólica; algunos incluso debes comprar tú mismo los aperitivos y las bebidas, por ello no olvides consultar sus servicios.

Recomendaciones

  • Revisa las legislaciones de cada país: Es conveniente que, si estás viajando internacionalmente, revises las regulaciones o la aduana del país al que estás viajando para asegurarte de que estás cumpliendo con las restricciones sobre la importación de alimentos, incluso si piensas llevar elementos frescos, para consumo personal o para regalo para que los declares o documentes.
  • Empaque: Asegúrate de que la comida esté envasada de manera segura y adecuada para evitar derrames o contaminación. También es recomendable llevar alimentos que no necesiten refrigeración, especialmente si el vuelo es largo.
  • Líquidos y geles: Si tu comida está en presentaciones como salsas, sopas, yogurt líquido, etc., debes asegurarte de que cumpla con las regulaciones de seguridad de líquidos de la TSA o de la autoridad de aviación correspondiente si no estás viajando desde o hacia los Estados Unidos.
  • Inspección: En el punto de control de seguridad del aeropuerto, es posible que te pidan que saques la comida de tu bolso para inspeccionarla más detenidamente. Es útil tener la comida accesible para facilitar este proceso.
Foto: Freepik

No lo olvides 

  • Consulta siempre antes en la aduana si piensas llevar alimentos frescos en la aeronave.
  • Aunque sólo sean alimentos o polvos para bebés, hay que declararlos en la aduana. Así evitarás que te retengan por ello.
  • Si quieres introducir alimentos en Estados Unidos como regalo, por ejemplo, infórmate antes de las restricciones. Declara todos los alimentos que lleves contigo. De lo contrario, podrías enfrentarte a multas considerables.
  • Si viajas dentro de la UE, podrás llevar carne o productos lácteos en el equipaje de mano, al menos mientras sean para su consumo personal. Esta norma se aplica tanto a las plantas como a los productos vegetales. Si viajas fuera de la UE, debes comprobar siempre la normativa de importación del país de destino.

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada martes

COMPARTIR