Con la tecnología de Google Traductor

Con la tecnología de Google Traductor

Inicio » Tendencias » Cómo saber si un restaurante realmente es pet friendly

Foto. Unsplash.

Cómo saber si un restaurante realmente es pet friendly

Algunos tips para cerciorarte que el establecimiento es cómodo para tu perro

COMPARTIR

Como miembros esenciales de la familia y compañeros de vida, los perritos y otros animalitos han venido a reclamar su lugar, por ello, el concepto Pet Friendly sigue tomando fuerza en más espacios y los restaurantes no son la excepción.

Ser Pet Friendly no se trata solo de permitir que los perros entren en un espacio, sino de crear un ambiente donde tanto los comensales como sus amigos peludos se sientan bienvenidos y cómodos. Los sitios que verdaderamente toman en serio esta consigna, han tomado medidas para acomodar a las mascotas, proporcionando áreas específicas para ellas, menús adaptados y personal entrenado para interactuar con los animales.

¡Ya estamos en WhatsApp! Recetas, comida y muchas recomendaciones culinarias podrás encontrarlas en nuestro nuevo canal. Únete aquí

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí

Como sigue siendo algo relativamente nuevo, hay que aceptar la transición y estar preparado para diversas circunstancias, pero en medida de lo posible, queremos experiencias agradables y respetuosas, por lo que locatarios y dueños de perritos, deben tomar conciencia al respecto, por eso, te dejamos una lista de recomendaciones.

Bienvenidos, amigos perrunos

Los restaurantes Pet Friendly auténticos van más allá de simplemente permitir mascotas. Aquí hay algunas señales de que un lugar es verdaderamente amigable con los perros:

Áreas designadas. Ofrecen espacios al aire libre o interiores donde las mascotas pueden relajarse cómodamente y estar en armonía con otros comensales. 

Menús especiales. Tienen menús especiales o golosinas preparadas específicamente para los perros y cumplen con los estándares de seguridad alimentaria para los animales.

Foto. Unsplash.

Personal capacitado. Los empleados están entrenados para interactuar con los perros y son conscientes de cómo manejar situaciones que involucran a mascotas. Pero ojo, no son responsables de tu mascota.

Higiene y limpieza. Mantienen una higiene óptima en el área de mascotas para garantizar la seguridad y comodidad de todos.

Políticas claras. Tienen visibles desde que estás en el lugar, esto ayuda a mantener un ambiente ordenado y agradable para todos los comensales.

Te puede interesar:

Foto. Unsplash.

Cómo saber si tu perrito es Pet Friendly

Evalúa su temperatura social 

Si tu peludo amigo es amigable y confiado en presencia de otros perros y personas, es más probable que se adapte a la dinámica de un restaurante pet friendly. Si, por otro lado, tu perro muestra signos de ansiedad, agresividad o timidez extrema en entornos sociales, es posible que la experiencia no sea placentera para él ni para los demás.

Niveles de energía y actividad

Perros con una energía moderada a baja tienden a adaptarse mejor a entornos más tranquilos, como restaurantes. Por otro lado, perros extremadamente enérgicos pueden sentirse inquietos o abrumados en un lugar público y pueden tener dificultades para mantenerse tranquilos durante la visita.

Foto. Unsplash.

Capacidad de permanecer calmado y tranquilo

Si tu amigo peludo se exalta fácilmente, salta sobre las personas o tiende a ladrar sin cesar, esto podría causar incomodidad tanto para los comensales como para él mismo. Uno tranquilo y bien entrenado es más propenso a disfrutar de la experiencia sin problemas.

Respuesta a estímulos externos

Suelen reaccionar excesivamente a estímulos externos como ruidos fuertes, personas en movimiento o incluso la comida de otros pueden tener dificultades en un entorno de restaurante. Si tu perro es fácilmente distraído o muestra dificultades para mantener su atención en ti, podría ser una señal de que no está preparado para esta experiencia.

Foto. Unsplash.

Cómo hacer una evaluación

Pruebas Locales: Antes de intentar visitar un restaurante pet friendly, llevalo a lugares menos concurridos, como parques o cafeterías al aire libre, para observar su comportamiento en entornos sociales.

Entrenamiento: Puede entender comandos básicos como “sentado”, “quieto” y “venir”. Esto te ayudará a mantener el control y la atención de tu perro en un lugar público.

Interacción con otros: Observa cómo interactúa tu perro con otros mascotas. Si es amigable y se relaciona de manera positiva, es una señal alentadora.

Introduce estímulos: Enfréntalo a diferentes estímulos, como ruidos y movimiento, para evaluar su reacción. Si se mantiene tranquilo y curioso, es una buena señal.

Prueba de comida: Intenta llevarlo a un lugar donde puedas compartir un bocadillo al aire libre para ver cómo reacciona ante la comida y los alrededores.

COMPARTIR