Inicio » Sobremesa » Una familia china que hace la comida más saludable

Foto: Diego Sandoval

Una familia china que hace la comida más saludable

Te contamos la historia de los Yee López de Mexicali y la cultura oriental que promueven

Por Mariela Tapia

Mexicali es una ciudad mexicana fronteriza que a pesar de tener una fuerte influencia de la cultura norteña, su comida tradicional es la comida china, después de que migrantes de aquel país se asentaron en esta zona para trabajar en los campos agrícolas a principios de 1900.

Una de muchas historias de migrantes chinos que marcaron un cambio en la cultura mexicalense es la del señor Federico Yee Tam, quien ya falleció pero es recordado todos los días por sus hijos y nietos a través de la cocina, puesto que sus descendientes reconocen que él les inculcó el gusto por generar sus propios alimentos, en lugar de comprarlos.

Foto: Diego Sandoval

También puedes leer:

Ramón García Yee, quien ya es la tercera generación de esta familia, comentó que para la cultura china, el comer no solo sirve para terminar con el hambre, sino que de acuerdo a la filosofía de aquel país, esta actividad cotidiana representa una oportunidad para nutrirse de aquello que necesite su cuerpo para estar mejor, priorizando siempre aquellos alimentos que pueden ofrecer más nutrientes.

Como descendiente chino, dijo que entre sus ingredientes favoritos para cocinar se encuentra el jengibre, el ajo, la salsa de soya y la de ostión. Menciona que su madre y sus tías le fomentaron preservar las recetas que les inculcó su abuelo, quien llegó a México en 1916.

Su estilo de cocina, coincidieron los Yee, está inspirado en la cocina cantonesa. Esta familia evita utilizar grandes cantidades de aceite y procuran consumir mucha verdura. Explicaron que en la comida china comercial que se vende en Mexicali se utiliza mucho aceite y glutamato monosódico, lo cual no es utilizado por ellos con el fin de comer alimentos más saludables. 

“La gastronomía china, debe tener aroma, textura, sabor y presentación, siempre se busca que exista un equilibrio, del ying y el yang, el equilibrio de la alimentación debe ser importante del ser humano hacia la naturaleza, entonces, cualquier alimento que consumas debe de propiciar que te traiga salud; comemos alimentos más ligeros, con menos aceite, menos grasa y muchas verduras, poca carne, pero equilibrando aquellos productos de temporada y que sean frescos”. 

Consejos para cocinar a lo chino



Leticia Yee López compartió cómo hacer un arroz frito saludable. Comentó que lo ideal es cocer el arroz un día antes, ya que al calentarse con el resto de los ingredientes este debe de estar frío para evitar que se pegue el arroz.

Primero, se debe freír zanahoria y cebollín partido en trozos pequeños con un poco de aceite de oliva, solo lo suficiente para que no se pegue al sartén. Una vez que empieza a cristalizarse la cebolla, se incorpora apio, después un chorizo chino, el cual tiene como base carne de puerco con pollo para al final echar unas tortitas de arroz en pedacitos previamente cocinada.

Este platillo puede ser acompañado con salsa de soya al gusto al servirse, o bien, como lo hace la población mexicalense, añadiendo salsa Sriracha.

Foto: Diego Sandoval

Lo caliente ayuda a la digestión

En la comunidad china, consumir té caliente es algo significativo que ayuda a la salud pero también al espíritu a sanar.

Ramón, quien es presidente de la asociación Descendientes de Chinos de Ultramar, mencionó que los líquidos calientes facilitan la digestión, toda vez que en China hay variedades de té especiales que pueden llegar a tener precios tan altos como los vinos más finos.

“Se dice que cuando tienes una visita, o en una reunión estás preparando el té en esas pequeñas tazas, siempre va a tener el mismo sabor, textura, y cada vez que lo estás sirviendo, estas deleitando a sus invitados y ellos a su vez están bebiendo en esas pequeñas tazas con la finalidad de que sigan viniendo y trayendo esa gratitud”.

Un caldo saludable

Por su parte, el señor Felipe Lew León, quien es esposo de Leticia, compartió cómo hacer un sencillo, pero delicioso caldo de quelite chino llamado bok choy. Para hacer este caldo solo se necesita agua, jengibre, un hongo blanco, ajo y pechuga de pollo, además de un sazonador vegetariano que no contiene altos niveles de sodio. “Nosotros no pretendemos ser cocineros. Los cocineros son maestros y nadie les va a ganar a ellos”.

Fotos. Diego Sandoval

Un platillo agridulce

Otro platillo que es común en la comunidad china, son las costillas de puerco en salsa de soya y salsa de ostión. En este se utilizan costillas y chuleta de puerco, lo cual se fríe en aceite de olivo, cebollín y salsa de soya. En un sartén aparte se calienta la piña con azúcar y de ser necesario, un poco de miel de maple. Don Felipe destacó que este platillo se puede hacer con cualquier tipo de carne. 

Un arroz diferente

En cambio, la tía de Ramón, Victoria, compartió cómo hacer un platillo llamado arroz de cazuela, el cual lleva cebollín, apio, salsa de soya y chorizo chino y trozos de pollo. La diferencia de este platillo, explicó, es que al calentarse, debe de permitirse que el arroz se pegue un poco al sartén, lo cual le da un sabor particular al añadirse la salsa de soya.

“Esto es un legado culinario de nuestro padre, en ningún momento queremos comparar con los platillos comerciales de los restaurantes chinos”, insistieron Victoria y Leticia.

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar