Inicio » Sobremesa » Claves para detectar un alimento en mal estado

Foto: Unsplash

Claves para detectar un alimento en mal estado

La observación, el olfato y el tacto son nuestros mejores aliados para detectar

Tanya García

Cuando un alimento no nos da buena espina solemos recurrir a la fecha de caducidad, sin embargo, ésta no siempre es confiable y tenemos que valernos por nuestros sentidos para no llevarnos un mal sabor de boca y agarrar una infección estomacal.

La observación, el olfato y el tacto son nuestros mejores aliados para descartar alimentos que están en mal estado y también para identificar los que sí podemos comer. Aquí van algunos tips que te ayudarán a descubrir qué alimentos ya están descompuestos.

Foto: Unsplash

También puedes leer:

Las hojas de los vegetales se marchitan

Cuando las hojas se adelgazan y presentan un color marrón es momento de tirarlas a la basura. En el caso de las uvas, éstas se arrugan y se ponen blandas.

Verduras que cambian de color

Se debe observar con atención la superficie de los alimentos, si estos presentan manchas grises o cafés significa que están cerca de caducar. Un consejo podría ser cortar las partes de color irregular y comer lo que esté sano.

Moho

Es la forma más evidente de identificar cuando un alimento ya no sirve. Aunque no es tóxico sí es alto en bacterias, lo que podría resultar en una enfermedad, y en el peor de los casos un envenenamiento. Las esporas del moho proliferan de manera rápida en los alimentos y los descomponen.

Hay que tomar en cuenta que si estos alimentos se guardaban en contenedores de plástico o vidrio es muy probable que también estén contaminados y haya que limpiarlos a profundidad.

Los tallos están flácidos

Las plantas pierden fuerza debido a la humedad. Cuando los tallos se ven débiles y las hojas blandas es una señal de que su vencimiento se aproxima.

Para evitar la descomposición se recomienda que una vez se hayan presentado los primeros signos se coloque la planta de 15 a 30 minutos en un recipiente con agua fría. Posteriormente se escurra y se coloque en una bolsa con toallas de papel dentro para que absorba la humedad.

Foto: Unsplash

Huele mal

El sentido del olfato es muy útil para determinar si un alimento se ha descompuesto. Si el olor es rancio lo mejor es no arriesgarse. En el caso de los quesos es más complejo, por lo general este alimento se caracteriza por su fuerte olor.

Cuidado con las latas

No se deben ingerir los alimentos de la lata si ésta se encuentra abollada, con agujeros o inflada, ya que éstos son claros ejemplos de que el interior se encuentra estropeado.

También se debe observar que la superficie no tenga corrosión y que el interior no huela mal.

Huevos con olor

Si al romper los huevos se libera un olor desagradable significa que los huevos no son frescos y posiblemente tienen mucho tiempo desde la puesta de la gallina.

Foto: Unsplash

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

Consejos para evitar hormigas o cucarachas en la cocina

VER PUBLICACIÓN

Visita estos lugares con pan francés memorable

VER PUBLICACIÓN

Mi Rancho a Tu Cocina: Receta de huauzontles y por qué es buena idea comerlos

VER PUBLICACIÓN

¿El pollo se lava o no? Podrías estar haciéndolo mal

VER PUBLICACIÓN