Inicio » Sabores urbanos » Hace cincuenta años el kilo de barbacoa costaba $12 pesos aquí

Foto: Creative Commons

Hace cincuenta años el kilo de barbacoa costaba $12 pesos aquí

Sola inició su negocio de barbacoa; hoy ya es familiar

Martha Sáenz – El Sol de Hidalgo

María Cresenciana Virginia Sánchez López, Doña Vicky, lleva aproximadamente 35 años con el negocio de barbacoa y carnitas que emprendió tras su separación; sin embargo, aprendió el oficio desde que se casó a los 19 años. “Me aventé a vender la barbacoa yo sola, hacer todo… Y gracias a Dios, la hice”.

“Empezó aquí, yo sola, ahora sí que sin ayuda de ningún hombre nada más viendo como se hacía esto, poniéndolo en práctica y lo hice… Empezar desde temprano que hay que ir a cargar la leña, pencas, hornos, ya luego los borregos, hay que matar los borregos, prender el horno para tapar la barbacoa y atender el negocio. Así sucesivamente porque yo vendía diario… Es lo que le digo a mis muchachos para cargarlo (los animales), para destazar, para matarlo yo no sabía cómo… Sí me dio trabajo, pero el ingenio lo siguió y, a darle”.

Foto: Martha Sáenz

También puedes leer:

Recordó que “cuando llegué con mi suegro, el kilo de barbacoa estaba a $12, hace cincuenta años” el precio ha incrementado paulatinamente, cuando ella inició la venta junto a su ex esposo el taco se vendía en diez luego 12, 15, 20, 25 y ahora 35 el taco, mientras que el kilo cuesta 450 y, antes 150.

Ahora su negocio se distingue por la sazón, la forma de atender, la misma receta y tradición que ahora siguen sus hijos, quienes atienden el negocio, dijo la comerciante. Detalló que los insumos siguen siendo los mismos, desde los hornos de leña que ella mandó hacer, la preparación de las tortillas; sin embargo, los tiempos han cambiando, ya solamente se trabaja sábado y domingo, pero con los mismos elementos de siempre, reafirmó.

Otro de los cambios recientes es que las pencas antes  las regalaban, ahora las venden a diez pesos, así como el origen de algunos insumos que sigue comprando en el municipio de Atotonilco el Grande, pero puede tener una procedencia distinta.

Se vende de todo, desde familias que llegan por un kilo o medio, a otros les gusta por taco dijo y, añadió que “de lo que les guste se les da; cabeza, costilla, pierna, maciza, gorditas. Lo que pida el cliente… Les recomendamos o se les la pruebita les decimos cómo les gusta gordita, macicita y pruébala, pues déme de eso un cuarto o medio kilo o para llevar”.

Aunque reconoció que las ventas ya no son las mismas “ya no esperamos las épocas como antes de Semana Santa que antes eran muy buenas, ahora ya no como en cualquier otra plaza… Tiene como unos cinco o siete años que se ha ido así”. Entre las razones que enlistó para estos cambios es que hay mucha competencia en la venta del mismo platillo.

Foto: Flickr

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

¿Cuál es la mejor época del año para beber pulque?

VER PUBLICACIÓN

Esta es la diferencia entre ostras, almejas o mejillones

VER PUBLICACIÓN

Cómo llegaron los chiles frescos a convertirse en secos

VER PUBLICACIÓN

Champiñones para combatir la depresión

VER PUBLICACIÓN