Con la tecnología de Google Traductor

Inicio » Recetas fáciles » Sopa tlaxcalteca, exquisito y nutritivo platillo tradicional

Sopa de tortilla (2) (1)

Sopa tlaxcalteca, exquisito y nutritivo platillo tradicional

Este guiso de herencia mestiza es rico en proteína, vitaminas y minerales

Por Mónica Vargas

La aparición de la sopa tlaxcalteca, o sopa de tortilla, se remonta a la época prehispánica en Tlaxcala, según el portal de investigación culinaria Gastronómadas de México.

Con la abundancia del maíz en la región, los pobladores mesoamericanos lograron adaptarlo a su dieta y elaborar diversas recetas con él, la más importante: las tortillas. De ahí que Tlaxcala significa “Lugar del pan de maíz”. 

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí

Durante la época de la Colonia en México, los españoles popularizaron la tradición de la sopa, así como la comida a base de pollo y especias para hacer caldos. En ese sentido, la sopa de tortilla se convirtió en uno de los tantos mestizajes que preservamos

Te puede interesar:

Esta consta de un caldo elaborado con jitomate, ajo y cebolla y puede ser sazonado con epazote. Además, se acompaña con tiras de tortilla de maíz fritas u horneadas (de ahí su nombre), chile pasilla, aguacate, queso asadero o fresco y crema. Debido a sus ingredientes, el platillo se considera de alto valor nutricional

Foto: Pixabay

El maíz, por ejemplo, es rico en fósforo, magnesio, potasio, hierro, calcio, zinc y vitamina B. Durante el proceso de nixtamalización se agrega cal a la masa del maíz, lo que hace que la tortilla se convierta en una buena fuente de calcio, ideal para mantener huesos y dientes sanos.

De acuerdo con El poder del consumidor, para esta sopa se recomienda que las tiritas de tortilla de maíz sean horneadas y no fritas, para preservar la calidad nutrimental del platillo. Pueden ser tortillas que quedaron sin consumirse en casa, las cuales pueden cortarse en tiritas, secarse al sol y después hornearse.

En el jitomate destacan las vitaminas B1, B2, B5, C y carotenoides. También es fuente importante de ciertos minerales como potasio y magnesio, principalmente.

La cebolla y el ajo son inseparables especies que aportan minerales y vitaminas como el manganeso, vitaminas B6 y C, selenio, calcio, cobre o potasio.

En el queso fresco destacan el ácido fólico, vitamina B2 y propiedades prebióticas. Y en cuanto al aguacate, este nutre la piel, las uñas y el cabello por su alto contenido en vitaminas C y E. Contribuye a nivelar la presión arterial por ser rico en Potasio y reduce el riesgo de padecimientos en los ojos, como las cataratas.

En conclusión, una porción de sopa de tortilla es muy completo, además de que es considerado parte de la cocina tradicional mexicana, lo que preserva nuestra cultura gastronómica

La receta

(6 porciones)

Foto: Pixabay
Ingredientes:
  • 5 chiles guajillos sin semillas
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 4 jitomates
  • Rebanadas de aguacate
  • 1 taza de cubos de queso panela
  • Crema baja en grasa
  • Tiritas de tortilla de maíz horneada
  • Aceite
Preparación:

1. En una olla coloca los chiles guajillo, la cebolla, el diente de ajo y los 4 jitomates con un poco de agua. Hierve hasta que los jitomates estén suaves.

2. Licúa todos los ingredientes, incluso el caldo resultante.

3. En una olla, coloca un poco de aceite y vacía la mezcla recién licuada para freírla. Salpimienta y mantenla caliente.

4. Para servir, coloca un puño de tiritas de tortilla de maíz horneada, agrega la salsa, decora con rebanadas de aguacate, queso panela, un poco de crema y tiras de chile guajillo.

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

PODCAST

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí