Inicio » Plato de portada » ¿Qué fue del mexicano que quería llevar albóndigas a Marte?

Foto. Cortesía

¿Qué fue del mexicano que quería llevar albóndigas a Marte?

Arturo, un joven chef representó a México en España ¡Ganó! y su receta tocará el planeta rojo

Hace unas semanas te contamos en Aderezo la historia de Brayan Arturo Pérez Morales, egresado de gastronomía por la Universidad del Claustro de Sor Juana y su participación representando a México en un concurso internacional de exploración espacial y gastronomía La patata marciana.

Arturo llevó una receta de albóndigas a España para que, en un futuro próximo, los astronautas que viajen a Marte puedan preparar su guisado; luego de formar parte de los seleccionados, el jurado decidió que la propuesta del joven chef era la ganadora. Así que, Arturo hizo historia.

Aquí antes del concurso: Albóndigas mexicanas buscan su lugar en Marte

“La competencia duró un día, pero llegamos tres días antes. Los organizadores querían que nos lleváramos bien y hubiera un poco más que una competencia; un compañerismo, no únicamente ir, ahora sí como se dice,  a la batalla”, cuenta en Aderezo.

Arturo dice que el concurso se dividió en dos fases,  “expusimos la receta frente a un jurado científico, con la justificación y después, en la cocina con chefs. Comprobamos efectividad, sabor, consistencia, aroma, etcétera.”

Menciona que aunque les dieron la oportunidad de emplatar como ellos quisieran, él quería demostrar de la manera más simple posible su platillo.

“Necesitaba mostrar la esencia del plato (…) El jurado gastronómico calificó el orden en la cocina. La presentación del plato y el sabor, sobre todo”.

Además de lo culinario, fue trascendental la calificación científica, ante ellos explicaron qué era, qué contenía, métodos de cocción y el nivel de dificultad de su preparación. Era importante que fuera fácil elaborar.

También puedes preparar

“Cantidad de utensilios, que en mi caso solo eran dos: una olla y una sartén. Nos comentaron que es muy costoso llevar peso a Marte”

Además, le pidieron tiempo te elaboración, que a decir de Arturo, las albóndigas son prácticas pues en 45 minutos está lista la porción para cuatro personas.

Cortesía

“Nos piden el gasto energético y para mi receta se utilizan .60 kW por hora; y cómo aprovechar la merma de lo que sacamos. Di alternativas para utilizarlas para el abono, como snack o recetas veganas”, nos cuenta el chef.

Además de todo eso, también tuvo que explicar la conservación de los insumos, “en mi caso no necesitan refrigeración, ocupan poco espacio”.

Karla, Victor, Antonio y Arturo, los concursantes fueron testigos de un momento histórico y una amistad única.

“Uno siempre espera dar lo mejor de sí, pero hay que estar consientes que pueden haber cosas mejores… pero en la competencia sentí orgullo por mí. Sobre todo felicidad”, nos cuenta el chef.

Cortesía

¿Y las albóndigas?

A decir de Arturo, “las recetas se quedan guardadas, por decir, en una lista de espera para cuando haya expediciones.”

Además de la experiencia, le otorgaron un diploma, una placa decorativa, un premio económico y su receta para la posteridad.

Lo que sigue para Arturo es continuar con su dark kitchen de BBQ, la cual hay que seguir muy de cerca.

Y para llegarte por el oído, escucha nuestro podcast de Aderezo:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:


También te puede interesar