Con la tecnología de Google Traductor

Con la tecnología de Google Traductor

Inicio » Plato de portada » Mojito, historia cubana que va de piratas a la prohibición

Foto: Creative Commons

Mojito, historia cubana que va de piratas a la prohibición

La famosa bebida destaca por su sencillez, aunque hay varias teoría de su origen

COMPARTIR

El mojito cubano es un coctel que no falta en ninguna carta de tragos que se precie de servir las recetas tradicionales; es una bebida que por su frescura puede disfrutarse durante el verano, pero detrás del mojito hay mucho más que sus ingredientes. Esta es parte de su historia.

Los primeros vestigios datan de una leyenda, la cual cuenta que la invención de este famoso coctel tuvo lugar en el siglo XVI a manos de uno de los piratas ingleses más famosos de su tiempo, Francis Drake.

Foto: Creative Commons

Mientras realizaba la Gran Expedición al Nuevo Mundo, una epidemia de escorbuto se desató a bordo del barco de Drake, por lo que, luego de una búsqueda para lograr una cura, un grupo desembarcó en Cuba y regresó con una mezcla local de aguardiente de caña llamada tafia (un precursor del ron) mezclado con lima, jugo de caña de azúcar y menta. Efectivamente, la mezcla evitó la enfermedad, por lo que fue bautizada como El Draque en honor de Drake.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí

Con el paso de los años fue renombrado como mojito, diminutivo de mojo (salsa o aderezo) por los ingredientes que se utilizaban para prepararlo.

Aunque hay otra historia respecto a origen, una más reciente registrada en 1910 en la Playa de la Concha. Se dice que ahí fue creado por un descendiente de españoles que lo preparaba en un bar de aristócratas.

Foto: Creative Commons

A inicios de los años 20, la llegada de la “Prohibición” a los Estados Unidos, o mejor conocida como Ley Seca, se decreta y Cuba, que se encuentra a poco más de 150 km de Florida, se convierte en el destino de muchos estadounidenses de clase alta que deciden viajar hasta ahí para poder disfrutar del alcohol al que no podían acceder en su país.

La Habana se convirtió rápidamente en un paraíso para extranjeros norteamericanos quienes se apresuraron a cruzar los estrechos de Florida en masa, ofreciendo a dicho grupo una variación local a su preciado Mint Julep.

Es asi como el humilde trago, una vez confinado a las granjas o playas cubanas, explotó en la creciente escena, a grado tal que incluso deleitaban a las más grandes personalidades, entre ellos se cree, actores como Spencer Tracy, Clark Gable, John Wayne, Frank Sinatra o el escritor Ernest Hemingway gran amante de juergas y bebidas, donde el mojito que tomaba en la famosa Bodeguita del Medio era de sus preferidos; en el lugar conservan su firma como reliquia de uno de los tantos personajes ilustres que se han sentado en esa barra.

“Mi mojito en La Bodeguita y mi daiquirí en El Floridita“, decía Hemingway.

Foto: Creative Commons

Ya a principios del siglo XXI, el mojito como coctel popular, experimenta crecimiento y fama internacional sin precedentes.

Hoy en día puedes disfrutarlo en todas partes, desde Cuba hasta Camboya, desde La Habana hasta Hanoi, y tiene su lugar en la mayoría de los menús de bares en el mundo. ¿La causa? Sencillez. Una combinación ganadora de sabores que promueve el buen ron y los ingredientes frescos.

Te puede interesar:

Han surgido innumerables variaciones y riffs, agregando ingredientes como la hierba de limón y la albahaca, o sustituyendo el ron por alternativas locales, como el tequila (el mojito mexicano) o la metaxa (Grecia), pero la receta original permanece como favorita.

Foto: Creative Commons

PODCAST

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

COMPARTIR