Inicio » Plato de portada » Maíz ajo, el más antiguo de México

Foto. César Rodríguez

Maíz ajo, el más antiguo de México

Se ubica en Tlaxcala, Durango y Chihuahua; aún conserva sus principales características

Por Fabiola Caballero

Entre los cultivos multicolores de San Juan Ixtenco, último reducto de la comunidad otomí en Tlaxcala, se conserva el maíz ajo o tunicado, una de las semillas más longevas del país. Esta especie se conserva en Tlaxcala, Durango y la sierra de Chihuahua, sin embargo, su presencia y conservación en el municipio ubicado a las faldas del volcán la Malinche, se debe al valor que representa para las familias de agricultores, quienes en los últimos 50 años la han replicado entre sus parcelas que se componen principalmente por maíz–calabaza, maíz–haba.

De acuerdo con Irad Santacruz, chef e investigador gastronómico, resulta sorprendente que este peculiar criollo haya subsistido por miles de años conservando sus principales características y generando consigo un aproximado de 15 variantes (morados, rojos, blancos, y venas de cristo, el más peculiar de su especie).

También puedes leer

El primer licor de maíz en el mundo se produce en Jilotepec
La valiosa labor de las “Guardianas de la Tierra del Maíz
Bebidas refrescantes y mexicanas con maíz

En este sentido agregó que dichas variedades, desde una perspectiva evolutiva, podrían implicar saltos de miles de años hacia el maíz moderno. “El hombre mesoamericano en el afán de domesticar esta semilla a través de la selección de los granos del teocintle, pudo haber surgido el maíz ajo”.

Foto. César Rodríguez

Uso tradicional del maíz ajo

En entrevista para Aderezo, el embajador de la cocina tlaxcalteca precisó que, al ser un maíz aparentemente complicado de utilizar para fines alimentarios (debido a la necesidad de pelar cada grano de la mazorca para su uso), actualmente no se cultiva en grandes escalas.

Según crónicas de los campesinos que la han conservado por generaciones, esta semilla se cultivaba adicionalmente para usos medicinales y ceremoniales. Además, tiene un valor importante al representar a sus ancestros y la evolución de la semilla que por años ha sido alimento básico de la población mexicana.

Foto. César Rodríguez

“Para ellos significa una herencia de sus abuelos que les decían: el día que se pierda este maíz, se perderá la memoria de nuestros ancestros, por ello lo cuidan y lo resguardan. Aunque sabemos que, ante la sobreproducción de alimentos, estos maíces nativos están en potencial peligro de desaparecer”, asegura Santacruz.

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

Con este truco sabrás si tu tanque de gas está por quedarse vacío

VER PUBLICACIÓN

¿Compras queso Oaxaca a granel? Estos son los riesgos

VER PUBLICACIÓN

Por qué los champiñones ayudan a combatir la depresión

VER PUBLICACIÓN

Conoce los tés con sabores que van bien con el otoño

VER PUBLICACIÓN