Inicio » Plato de portada » El birote de la Central Camionera, un imperdible de Guadalajara

El birote de la Central Camionera, un imperdible de Guadalajara

El legendario pan salado tapatío que ha recorrido el país por más de 100 años

Elioth del Toro con información de Alejandro Ramírez

Por su fama y peculiaridad de su enorme tamaño y sabor único el birote o como le llaman muchos “bolillos de la Central” a través de los años han mantenido una tradición entre las familias tapatías por aproximadamente 100 años.

La valiosa labor de las “Guardianas de la Tierra del Maíz”

El birote de la Central es famoso por su tamaño de casi un metro de largo y por su único sabor que solamente se da en Jalisco debido a su clima templado haciendo inconfundible su textura y sabor.

Birote // Foto: Roberto Alejandro Ramírez

La historia comienza en la calle Ferrocarril vendiéndolos en canastas en el Centro, ahí llegaba la gente de fuera, después de que se instaló la terminal camionera en las Nueve Esquinas, se cambiaron para allá, pero los quitaban los del Ayuntamiento, ya que no tenían permisos, pero a la gente le gustaba mucho y vendían a escondidas, después la Central se cambió cerca del Parque Agua Azul, ubicado en la calle 5 de Febrero y Dr. R. Michel.

Esta tradición lleva más de 100 años

El birote de la Central Vieja ha recorrido el mundo, ya que turistas de Europa, Estados Unidos y Canadá, al visitar la Perla Tapatía no dudan en llevarle a sus familiares este exquisito birote.

Felipe Moral Nuñez tiene 45 años vendiendo este birote y bolitas de azúcar afuera de la Central Vieja que ha pasado de generación en generación de las familias tapatías.

“El Chicle”, un cocinero que le da al taco y al surf

Felipe cuenta cómo es el proceso: “Una bolita de masa pesando la cantidad exacta, para después dejarla reposar, donde le vamos dando la forma y el tamaño, agregando las proporciones exactas de todos los ingredientes siguiendo la original y tradicional receta del birote así para pasarlo al horno de piedra”. “Tengo muchos clientes de españoles e italianos”, agregó.

Señor Felipe // Foto: Roberto Alejandro Ramírez

Los precios rondan desde los 25 hasta los 45 pesos, que es el birote más grande.

La venta del birote de casi un metro originalmente es en la Central Vieja, pero se han expandido por todo Guadalajara, en lugares como el Mercado de Atemajac o el Mercado Corona.

Si vienes a Guadalajara, no te quedes con las ganas de probar este exquisito birote de la Central, aparte de su gran tamaño y sabor, puedes comerlo solo con un café, hasta hacer miles combinaciones de lonches o una tradicional torta ahogada.

Conoce más…

* El creador del birote se llama Camille Pirotte, un panadero francés que llegó a Guadalajara en 1864.

* El proceso de fabricación de un bolillo salado tarda cerca de 12 horas, se deja fermentar la masa y se cocina en horno de piedra.

* El bolillo, en Mérida y Monterrey se conoce como francés y en Guadalajara birote.

Lee también 

Los beneficios de consumir vino

Hongos con chile pasado

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

También te puede interesar