Inicio » Plato de portada » Cuentos que te harán babear

top view of multicolored and healthy cereals on a red bowl with cereals isolated on white background

Cuentos que te harán babear

Encuentra la relación entre la literatura y la comida; leer sabrá todavía mejor

Que el Día del Libro y el Día del Niño se conmemoren ambos el mes de abril, no es fortuito, por eso, buscamos a una especialista para que nos ayudara a vincular la lectura, con los niños y la gastronomía. ¿El resultado? Un rico guiso, casi una sopa de letras como la que hace mamá.

Un camión de helados que también es foro cultural
Para promover la lectura, mientras se come o viceversa, Abril G. Karera, booktuber en Ensayos de Abril y mediadora de lectura en Bunko Roma Condesa, de IBBY México nos comenta que hay que relacionar los alimentos con las historias.

“Cuando estemos compartiendo alguna historia, hacer enfásis en lo delicioso que puede ser un plantillo, si es que hay uno. Proponer juegos, por ejemplo, asignarle una fruta o un sabor específico a cada autor o a cada tipo de texto y de esta manera, al momento de leer poder disfrutar también de este alimento asignado”, sugiere.

Foto ilustrativa

Hacer un mazapán es más sencillo de lo que pensabas


Además,dice que hay que estar muy observador con los personajes que salen en las historias y ver si alguno tiene un apetito especial o gusto con el que podamos coincidir.  

“Al fin y al cabo la comida y la literatura han estado relacionadas desde mucho tiempo atrás y no es de extrañar que a veces una lectura es mucho más gozosa cuando la acompañamos de una gran comida o un rico postre”, cuenta Abril G. Karera.

Mini guía: Postres como sacados de un jardín

Historias con comida para salivar

La Booktuber nos recomienda “probar” las siguientes recomendaciones.

-El libro salvaje de Juan Villoro. Encontramos al tío de Juanito al que le encanta crear nuevos platillos y lo más divertido es que lo hace poniéndole el nombre de las historias que él tanto disfruta. De esta manera, podemos acercarnos a un Cronopio, que es una galleta o a la sopa y sándwiches que llevan el nombre de algunos de los grandes mitos de la historia. Resulta muy antojable y delicioso.
Editorial. Fondo de Cultura Económica

Hansel y Getel. En especial esa escena en la que llegan a la casa de la bruja, hecha de chocolate, de dulces y postres que jamás en la vida habían probado. Suenan absurdamente deliciosos. Yo creo que muchos de los postres que alguna vez hemos querido probar pueden verse reflejados ene sa casita encantada.

La Isla del Naranjo Asombroso. La autora es Mónica Rodríguez. Está llena de olor a naranjas donde todo el tiempo se hace alución a su aroma, textura, sabor y posibilidades, de tal manera que es casi imposible no comerse una naranja mientras estamos acompañando esta historia.
Editorial:  El Naranjo

-El pozo de los ratones, de la escritora Pascuala Corona. Encontramos la tradicional receta de los tamales, que acompañan las historias que todos disfrutamos con nuestros abuelos.
Editorial: Fondo de Cultura Económica

Lee también 

Postres “de terror” inspirados en Edgar Allan Poe

Guía breve: Postres que parecen “gansito”

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

Síguenos en nuestras redes sociales y sé el primero en enterarte.

También te puede interesar