Inicio » Para probar » Una familia experta en asado y que cría su propio ganado

Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

Una familia experta en asado y que cría su propio ganado

Aprende a aportar aromas y potencializar el sabor de cualquier carne

Erika Reyes | El Sol de Puebla

Un buen asado a la leña puede ser protagonista de cualquier evento social, sobre todo en la actualidad que la cultura de la carne ha cambiado radicalmente y la gente se ha vuelto más conocedora y, por lo mismo, más exigente.

El secreto de un buen asado no solo radica en la calidad de la proteína, también en su proceso de cocción, y el fuego a la leña ayuda a potencializar el sabor de cualquier asado al aportar todo tipo de aromas a la carne.

Hacer un asado a la leña no es cualquier cosa, hay que saber hacerlo, desde elegir la madera y encenderla, porque su combustión es lenta y por lo tanto el cocido más tardado.

Por suerte, existen profesionales de asados a la leña que saben deleitar a los paladares más exigentes, y también a los más glotones, como la familia Ángeles de Ixtlahuaca, Estado de México.

Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

También puedes leer:

Una tradición familiar

El negocio de la familia inició con Juan Ángeles, fundador del negocio, quien heredó a sus hijos el secreto de la cocción y elaboración de los asados con los que estos mexiquenses deleitan a personas de toda la República en eventos sociales, corporativos y ferias o festivales.

Asado los Ángeles, se distingue por la cocción a fuego lento de diferentes carnes. “Nuestras principales carnes son cordero, conejo y pollo. Se marinan con mantequilla, limón, orégano y brandy”, expone Cristian Ángeles, tercera generación de la familia.

Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

Para asegurar la calidad de la proteína que ofrecen, esta familia de mexiquenses cría a su ganado en su rancho de Ixtlahuaca, Estado de México. “Nosotros no vamos a rastros, no compramos carne. En el rancho criamos al ganado con libre pastoreo y complementamos con alimento. Así aseguramos la calidad de la carne y que los animales no sean maltratados”, advierte.

Cocción a fuego lento, el secreto

El empresario refiere que la receta de cocción es parte de la tradición heredada por su abuelo. Por eso utilizan leña que, aunque tarde más, le da un sabor muy artesanal a la carne.

“Asamos nuestras carnes en vara y a la leña durante cuatro horas. Utilizamos leña de encino que le da a la carne un ahumado muy especial. Nuestra presentación también es algo que nos distingue y que llama mucho la atención”, señala.

Foto: José Luis Bravo | El Sol de Puebla

El resultado, es una carne jugosa con sabores ahumados que se deshace en el paladar. El producto se vende por vara entre 800 y mil 300 pesos, dependiendo de la carne elegida. También la puedes comprar por porción en 280 pesos.

La porción se sirve con ensalada de lechuga, jitomate, cebolla, zanahoria, arándanos, espinaca y aderezo, con tortillas hechas a mano y salsa artesanal de chile de árbol.

“El cordero, que es nuestros platillo principal, recomendamos maridarlo con un vino tinto Cabernet Sauvignon; el conejo o el pollo con un tequilita o una cerveza bien fría”, detalla Cristian quien invita a todos a probar sus carnes asadas a la leña.


Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

Consejos para evitar hormigas o cucarachas en la cocina

VER PUBLICACIÓN

Visita estos lugares con pan francés memorable

VER PUBLICACIÓN

Mi Rancho a Tu Cocina: Receta de huauzontles y por qué es buena idea comerlos

VER PUBLICACIÓN

¿El pollo se lava o no? Podrías estar haciéndolo mal

VER PUBLICACIÓN