Inicio » Para probar » Pagano, una cita ideal con arte y gastronomía

Pagano, una cita ideal con arte y gastronomía

Casa Milán apuesta por democratizar el arte y consentirte con cocina de autor

No importa si vas sola/o, con amigas/os, pareja o familia, una vieja casona porfirina en la Colonia Juárez te abre las puertas para disfrutar de ocho salas de arte y además te pone la mesa para degustar cocina de autor y una rica mixología con ginebra mexicana. Nos referimos a Casa Milán y restaurante Pagano.

Arte contemporáneo

Ubicada en calle Milán 41 en la Colonia Juárez, Casa Milán nació en 2019 como un proyecto de la Fundación J. García López para apoyar a artistas residentes en México y darles la oportunidad a los creadores de Mexicráneos de contar con un espacio de exposición.

“Así se convirtió en una galería de ocho salas con la idea de exponer arte, no sólo de Mexicráneos, sino de artistas interesados con talento y potencial, sean emergentes o con trayectorias consagradas. No nos quedamos con una sola técnica ni estilo”, nos explica Paige Zarkin, curadora de Casa Milán, mientras recorremos los dos pisos de esta vieja casona porfiriana, en cuyo patio central, celebran la gastronomía a cargo del restaurante Pagano.

Cocina de autor

Norberto Hermida es el Chef de restaurante Pagano y su propuesta es “cocina tradicional mexicana de autor”, es decir, donde cada plato es su interpretación. Que puede ir desde la tradición culinaria que ha vivido con los recetarios de su familia hasta las nuevas técnicas de gastronomía aprendidas en su trayectoria profesional en distintas partes del mundo: 

“Casi todas las recetas son de mi familia de años, y con eso te estoy diciendo que te puedo enseñar los recetarios que mi mamá heredó de sus bisabuelas a mano escrita que apenas y puedes leer, y tengo mucha bibliografía de este tipo. Y los platos fuertes es como yo veo mi gastronomía, como percibo la comida, es ser diferente pero dentro de la gastronomía mexicana”.

Norberto Hermida, Chef de Pagano / Casa Milán

Nuestra experiencia

En nuestra visita a Pagano tuvimos la oportunidad de degustar ginebras de maracuyá e higo, además de una interpretación de carajillo propia del chef. Saboreamos la suavidad de un chamarro y taquitos sudados de chicharrón prensado, sopecitos de pato con mole, volcancitos de camarón y hasta una reconfortante sopa de lima.

Todo ello acompañado con detalles llenos de sabor, como una serie de salsas mexicanas para elegir o tortillas hechas a mano, además de dips o tostaditas para degustar. La atención fue cordial y los postres de chocolate y elote tampoco se quedaron atrás. Te lo recomendamos.

Sin fecha de caducidad

Cada visita a Casa Milán será diferente, no sólo por la apuesta culinaria del chef de crear platos distintos, o por la variedad de sesiones de música en vivo que ofrecen los viernes, sino porque además, alrededor de cada mes y medio, este lugar busca compartir nuevas exposiciones de arte.

Tienes que saber que como parte de “democratizar el arte” puedes acceder a recorrer las ocho salas de esta casa porfiriana sin consumo alguno, sin embargo, ir y no probar la cocina del restaurante Pagano sería un desperdicio, pues además de su sabor y atención al comensal, es una experiencia que mereces disfrutar.

Un dato

Consecuencia de la pandemia, Pagano adecuó su menú y precios para que sea más accesible y la gente vaya, desde la opción de reducir costos hasta contar con platos al centro para compartir.

Dónde

Pagano

Calle Milán 41, Colonia Juárez, CDMX

Lee también 

Un rancho donde la comida sabe a lavanda

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

También te puede interesar