Inicio » Para probar » Aquí se preparó el primer sándwich de México

Foto. Hotel Geneve

Aquí se preparó el primer sándwich de México

El restaurante Veranda dentro del Hotel Geneve tiene en su menú la receta de 1910

Hay recetas que cambian la historia del comensal, esto puede ser por el contexto en el que las prueba o porque sus ingredientes remueven emociones, entre muchas cosas.

Por eso, en Aderezo queremos contarles una historia de un platillo que vino a revolucionar la manera de comer en México: el origen del sándwich en la Ciudad de México. Esto muy a propósito de que este mes se conmemora el Día Mundial del Sándwich.

Fue en el Hotel Geneve (1907), testigo y a veces refugio, de historias poderosas en la Ciudad de México, algunas protagonizadas por sus habitantes y otras por personajes que estaban de paso, pero decidieron quedarse.

Ubicado en la colonia Juárez, en plena zona Rosa, el Hotel Geneve se concibió para servir como casa de campo; sin embargo, la visión y elegancia de su creador, el arquitecto Thomas Sinclair Gore y su esposa, Pauline Johnson superaron expectativas.

El primer sándwich de la Ciudad de México

Dentro de este hotel se ubica el restaurante Veranda que tiene en la carta un sándwich homenaje al que se cree fue el primero en servirse en la Ciudad de México por ahí de 1910. Lo encuentran como Sándwich Geneve.

Antes de llegar a la mesa, en el lobby , encontrarás información que exalta ese aspecto culinario del hotel, pero, cuando lo pruebas, seguro te llevas una gran sorpresa: el sándwich es enorme.

Tiene ingredientes frescos, una receta clásica, pero que te sabe distinto luego de saber esa historia. Además, te lo dan con un letrero, como una especie de certificación que sale de la cocina.

También puedes leer

“El 5 de octubre de 1910 ya se ofrecían en el hotel SANDWICHES, así con mayúsculas, aunque vendrían a ponerse de moda en la ciudad de México hasta la entreguerra cuando, gracias a la panadería Ideal, se podía obtener pan de caja. La voz que designa dos panes con algo comestible en su interior se atribuye al político británico John Montagu (1718–1792), cuarto conde de Sandwich, que se hacía servir la comida de ese modo en la mesa de juego para poder comer y jugar a la vez. Algo semejante ocurría con el agua de Tehuacán, cuyo consumo apenas había sido divulgado por el general Juan Vicente Villada, gobernador del Estado de México, quien convenció a Díaz de sus beneficios luego de una visita a Puebla”, se puede leer en el libro que se ubica en el lobby del Hotel Geneve.

Para saber

Porfirio Díaz desayunó aquí con toda su familia el 20 de noviembre de 1910, horas antes de que comenzara la Revolución Mexicana; esto puede verse en el libro de registros original que se exhibe en el lugar junto a memorabilia que el hotel resguarda como un tesoro pero que comparte con quien lo visita.

Dónde

El Veranda se ubica al interior del Hotel Geneve en Londres 130, colonia Juárez.

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar