Inicio » Comer sano » Omega 3 para el corazón

Omega 3 para el corazón

Seguir una dieta con un alto contenido en este ácido graso ayuda a disminuir enfermedades cardiovasculares

Una alimentación equilibrada requiere de todos y cada uno de los nutrientes, pero hay algunos que, por el papel que juegan en el organismo, resultan imprescindibles. Uno de ellos es el Omega 3, el mejor aliado del corazón.

Las sardinas son ricas y nutritivas / Creative Commons

¿Qué es?

Son un tipo de grasa poliinsaturada que el cuerpo humano no produce por si solas y que necesita obtenerla de ciertos alimentos para mantenerse saludable.

Existen varias clases de omega 3, como el ácido alfa linolénico (ALA), predominante en alimentos de origen vegetal, el ácido eicosapentanóico (EPA) y docosahexanoico (DHA). Este último es un componente indispensable de las membranas celulares de nuestro organismo.

Estos son sus beneficios
Repara el sistema inmune
Es antiinflamatorio
Contribuye a regular la coagulación sanguínea
Previene el cáncer
Mejora la capacidad de aprendizaje
Tiene efectos antidepresivos
Ayuda a combatir las alergias y el asma
Mejora la función cardíaca y la presión arterial
Retarda la acumulación de placas de colesterol en las arterias
Reduce los triglicéridos

Existen marcas de leche en el mercado enriquecidas con Omega 3 / Creative Commons

¿Porqué es tan importante para el corazón?
Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo. El corazón es el órgano central de la circulación de la sangre, y su función es “bombearla”, a todo tu cuerpo, esto hace  que todos los elementos nutritivos que el cuerpo necesita circulen por las arterias. Los expertos aseguran que los ácidos grasos Omega 3 sirven para prevenir enfermedades al corazón debido a sus nutrientes cardioprotectores.

Dónde los encuentras
Hay 2 fuentes de ácidos grasos omega 3: los de origen vegetal y marino

Marinos
Pescados, salmón, bacalao, sardinas, cazón, atún, anchoas, merluza, sardinas y algunas algas.

Vegetal
Frutos secos como el cacahuete.
Semillas de linaza o chía.
Aceites vegetales como el de canola, nuez, oliva, linaza o soja.
Frutas y hortalizas como el aguacate, brócoli, rúcula y espinacas.

El salmón es el pescado con más alto contenido en Omega 3 / Creative Commons

La OMS dice…
Los ácidos grasos DHA y EPA presentes en los aceites marinos son precursores de las prostaglandinas, que influyen en la constricción de los vasos sanguíneos. Se ha recomendado el consumo de aceites marinos en la población adulta y, en particular, por las embarazadas para tratar la hipertensión,  impedir la producción de prostaglandinas, que provocan la maduración del cuello del útero, estos mismos componentes de los aceites marinos también pueden retrasar el parto y prolongar así, en potencia, el embarazo y aumentar el peso al nacer.

Lee también 

Estos son los mejores vinos de México según el Concours Mondial de Bruxelles

Conoce los beneficios de los frijoles

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

Síguenos en Instagram

También te puede interesar