Inicio » Sobremesa » Tequila Volcán y su secreto detrás de una erupción

Tequila Volcán y su secreto detrás de una erupción

La marca estrena etiqueta reposada que transmite el folklore mexicano y su influencia artesanal

Con una cata-maridaje de platillos mexicanos realizada en Casa Volcán de la Ciudad de México, el  tequila Volcán de mi tierra presentó su nueva etiqueta reposado, un destilado con gran historia que llega  para deleitar a los amantes y conocedores de esta bebida.

Los inicios del tequila súper premium de Moët Hennessy, se remontan hace más de 200 mil años, con la erupción del volcán del pueblo de Tequila en Jalisco.  La ceniza que cubrió la zona de Valles permeó sus suelos con ricos minerales que sólo pueden ser encontrados en este lugar, lo que hace que los agaves que ahí crecen tengan características únicas y muy particulares.

Aunque la casa tequilera desde su lanzamiento hace cuatro años ya cuenta con las expresiones Blanco y Añejo Cristalino, el  Reposado  viene a agrandar a la familia y apuesta por seguir promoviendo su filosofía de casa, “innovar, mezclar la tradición de cómo se solía  hacer un tequila y la modernidad y técnica que han evolucionado con los años”, explicaron los representantes de la firma.

Foto. Adrián Vázquez

Esta etiqueta es suave, con esencias agradables y prolongadas. Las notas frutales reaparecen resaltando los aromas a piña con notas sutiles a cítricos al igual que un sabor placentero y ligero a miel, notas tostadas y tabaco.

El agave se acompaña muy bien con notas frutales tal como la grosella negra, manzana roja, piña y durazno maduro. Igualmente, se encuentran notas a nueces y frutos secos. En segundo plano se aprecian notas florales y a miel.

Durante el evento, los expertos explicaron el ritual correcto para catar un tequila y qué se hace a través de los sentidos.

“De primera instancia es la vista, hay que poner la copa en algún fondo blanco para poder observar de mejor manera el líquido que  en este caso, tiene un color ligeramente ámbar y es un líquido con cuerpo.

“Después viene la parte olfativa. Al centro de la copa se encontrarán los aromas principales y se debe sentir la esencia del agave. Posteriormente hay que oler conforme a las manecillas del reloj, en cada una se descubrirán diferentes notas olfativas.

“Y por último, es la parte gustativa. Para probar  tequila el primer sorbo debe tocar los labios, para que mande la señal al cerebro de que vamos a ingerir alcohol.

Después es tomar el tequila, dejar un momento en la boca, hacer un enjuague y respirar”.

La regla de oro para servir el destilado, de acuerdo a los expertos es servir a 18 grados centígrados y cinco minutos antes para estabilizar los aromas.

Foto. Adrián Vázquez

Volcán de mi tierra  transmite mucho la parte artesanal, el folklore mexicano y la influencia de la artesanía, por esa razón invitó al artista Edgar Orlaineta a compartir su trabajo, pues también hace arte a través de la madera, materia prima que la casa tequilera utiliza en barricas de roble americano y europeo para la producción del destilado, pues nutren los sabores del agave cocido.

También te puede interesar