Inicio » Sobremesa » Si no te gustan las pasitas, te decimos porqué podrías amarlas

Foto: Especial

Si no te gustan las pasitas, te decimos porqué podrías amarlas

No se las quites a los platillos, son son benéficas para tu organismo

Elsy Elizondo | El Occidental

Las uvas pasan por un un proceso de deshidratación para que tenga una conservación prolongada y cambia su nombre a pasas, existen de diferentes colores como verdosas, negras, marrones, azuladas, moradas y amarillas de sabor dulce, algunas agridulces, y tienen múltiples beneficios para la salud.

La realidad es que no son tan agradables para muchas personas, ya sea por su aspecto poco apetecible o el cambio de sabor en las comidas y postres, pero ¿sabías que son benéficas para tu organismo? Dales una oportunidad y verás lo que harán por tu bienestar.

Leer más:

Foto: Especial

Conoce sus bondades

Las pasas deben ser consumidas en pequeñas cantidades porque son muy calóricas y porque poseen contenido de azúcares, que comerlas moderadamente aportará todos los beneficios para la salud que a continuación te mencionaremos.

Azúcares naturales

Lo que debes saber es que las pasas contienen un 72% de azúcares, la mayor parte de los cuales son fructosa y glucosa, por lo que las pueden consumir los pacientes con diabetes tipo 2 e hipertensión, así como los niños siendo estas un sustituto de dulces industrializados.

Previenen la anemia

El gran contenido de hierro y algunos elementos de la vitamina B ayudan a la formación de glóbulos rojos, por lo tanto pueden prevenir casos de anemia. Por su buena fuente de potasio y magnesio, dos de los componentes más comunes de los antiácidos, ayudan a reducir la acidez de la sangre.

Ricas en antioxidantes

Su alto contenido de antioxidantes y vitamina C mantendrá tu piel más joven y radiante, previene enfermedades de la piel como la psoriasis y el acné, ya que tienen fuertes propiedades germicidas. Disminuyen el riesgo de sufrir enfermedades crónicas como cardiovasculares o cáncer.

Ayudan al tracto digestivo

Contienen un 3.7% a 6.8% de fibra, por lo que elimina toxinas que se quedan en el tracto digestivo y al consumirlas con frecuencia puede prevenir las enfermedades intestinales, el crecimiento bacteriano y las molestias de la hinchazón, por ende desinflaman el abdomen.

Este fruto seco es considerado un prebiótico debido a que es rico en ácido tartárico, el cual contribuye a la salud del colon.

Mantienen saludable el corazón

Son bajas en sodio y no contienen colesterol, de hecho por su fibra ayuda a disminuir la absorción de colesterol malo (colesterol LDL, que significa lipoproteínas de baja densidad en inglés) lo que a su vez mantiene el colesterol bueno (HDL significa lipoproteínas de alta densidad en inglés) y los triglicéridos en la sangre controlados evitando el depósito de grasas en los vasos sanguíneos.

También, disminuyen la presión arterial.

Favorecen la salud ósea y del sistema nervioso

Son ricas en calcio, mineral importante para mantener los huesos y los dientes saludables, previniendo el desarrollo de la osteoporosis, además aporta un oligoelemento llamado boro, el cual permite la absorción del calcio, magnesio, fósforo y vitamina D, micronutrientes que son importantes tanto para el sistema óseo, como para el sistema nervioso.

El potasio que contiene puede ayudar a fortalecer los huesos y promover su crecimiento.

Es importante mencionar que la porción recomendada es de dos cucharadas, comerlas solas o para agregarlas en los yogures, ensaladas, cereales, panquecitos, pasteles, granola o en lo que más te apetezca.

Así que, las pasitas no son tan malas, tienen mucho que ofrecerte y por si fuera poco lo anterior, también proporcionan energía, vitaminas y minerales que pueden formar parte de tu dieta diaria.

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

¿Cocinarás pollo en Navidad? Descubre la manera correcta de lavarlo

VER PUBLICACIÓN

Cómo llegaron los chiles frescos a convertirse en secos

VER PUBLICACIÓN

Consejos para evitar hormigas o cucarachas en la cocina

VER PUBLICACIÓN

Visita estos lugares con pan francés memorable

VER PUBLICACIÓN