Inicio » Sobremesa » Guía breve: Lectura del nuevo etiquetado

Guía breve: Lectura del nuevo etiquetado

Sigue estos sencillos consejo y selecciona cuando vayas al supermercado los mejores alimentos

El etiquetado frontal nutrimental es un sistema para influir en el consumidor y sus opciones de alimentos industrializados, hacia alternativas más sanas que mejoran la dieta de una población con creciente sobrepeso y obesidad.

Los productos industrializados deben presentar una declaración nutrimental obligatoria; aunque en México, este sistema de etiquetado (GDA), tienen el objetivo de beneficiar tanto a la salud pública, como a la economía nacional.

Imágen cortesía SEGOG

Aprende Institute nos comparte estos sencillos consejos para leer las etiquetas y elegir mejor nuestros alimentos.

El nuevo etiquetado consta de cinco sellos que designan el exceso de calorías, sodio, grasas trans, azúcares y grasas saturadas.

Etiqueta frontal

Con el fin de mejorar la comprensión de la información nutricional en los productos, los gobiernos de diferentes países han propuesto un etiquetado frontal, con el cual el consumidor pueda elegir mejores alimentos. Se sugiere sumar los porcentajes de los nutrientes de cada producto consumido, con cuidado de no exceder el 100%. Otra forma de interpretar el etiquetado frontal es mediante la clasificación de los porcentajes de valor diarios:

Bajo contenido del nutriente: menos de 5%
Moderado contenido: de 6 a 20%
Alto contenido: más de 20%

Tabla de información nutrimental

Detalla los porcentajes de nutrientes contenidos en el producto, de acuerdo con el total requerido con base en las estimaciones de salud. Algunos de los datos que incluye son:Porciones y tamaño de la porción

Valor diario
Calorías
Grasas totales
Carbohidratos totales
Proteínas, vitaminas y sus porcentajes

Foto: Brenda Vega

Recomendaciones:
Prefiere: alimentos con la menor cantidad posible de ingredientes sintéticos (máximo 5)
Toma en cuenta: el primer ingrediente es aquel que se encuentra en mayor cantidad en el producto.
Busca: Sellos de certificación, como de alimentos veganos, sin gluten, bajos en grasa.
Evita: Productos con jarabe de maíz de alta fructuosa (su consumo se asocia a diversas enfermedades crónico-degenerativas) y glutamato monosódico (afecta al sistema nervioso).
Debemos considerar que el exceso en el consumo de grasas saturadas, trans, azúcar, colesterol y sodio puede ocasionar daños a la salud como hipertensión, dislipidemia (exceso peligroso de colesterol o grasas en sangre), obesidad y diabetes.
Inclínate por los productos: con contenido elevado de proteínas, fibra y micronutrientes.

Supermercado / Creative Commons

El objetivo de aprender a leer el etiquetado nutrimental es identificar el tamaño correcto de las porciones, el total de calorías proporcionadas en una porción y/o empaque, con la finalidad de elegir de forma correcta las opciones más saludable.

Lee también 

Acerca de los beneficios de las almendras

Comida afrodisíaca: mito o realidad

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

También te puede interesar