Inicio » Sobremesa » Y con la lluvia, vienen lo hongos; reconoce entre comestibles y tóxicos

Y con la lluvia, vienen lo hongos; reconoce entre comestibles y tóxicos

Mujeres de las comunidades asentadas a las faldas de la Malinche, Tlaxcala nos cuentan

Recolectar hongos silvestres tiene su arte. No cualquiera puede diferenciar los comestibles de los venenosos. Las especies “buenas” son un manjar temporal, pues solo pueden disfrutarse durante la temporada de lluvias. Además, se debe tener cuidado de no ingerir alguno que cause reacciones secundarias o hasta la muerte. 

¿Es el huitlacoche el caviar azteca?

En la actualidad, son codiciados por muchos, pero olvidados por otros, las nuevas generaciones ya no los conocen y tampoco les llama la atención ir a recolectarlos, pero los adultos mantienen esta actividad tradicional.

Cada año recolecta hongos silvestres en las faldas de la Malinche |Foto. César Rodríguez

Dominga Bautista Bautista, originaria de San José Aztatla, municipio de Contla de Juan Cuamatzi, en Tlaxcala, tiene 56 años de edad y cada año recolecta hongos silvestres en las faldas de la Malinche (volcán inactivo). Una de los lugares a los que acude es en la zona arbolada conocida como el paraje de Coatlmexulco, que significa paraje de víboras. 

Desde que tenía ocho años de edad acudía por los “honguitos”, como les nombra, al lado de su abuela, de quien aprendió a identificar a los comestibles de los venenosos. 

Chinicuiles, caros pero deliciosos

Dicha actividad la heredó de su abuela, pero también de su madre, quienes la llevaban al “monte” para juntar las especies, las más conocidas son el xolete, hongo blanco y azul, pancitas, tecosanes, tecax, pantetl y enchiladito, que es entre color azul y amarillo, todos son comestibles. 

A su paso es normal encontrar especies que no se deben comer, los venenosos. El consumo de hongos “malos” pueden causar reacciones secundarias, alucinógenas y hasta la muerte. 

César Rodríguez

Diferencias entre hongos comestibles y venenosos

Para un experto puede ser fácil identificar un hongo comestible, pero no es así para todos. Doña Dominga compartió que para diferenciar las especies se debe tomar en cuenta el color, aroma y forma. 

Los hongos “buenos” tienen un color claro o blanco, tallo ancho y huelen a “tierra”. En contraste, los hongos “malos” son de colores oscuros, amarillos, grises o negros, su tallo es muy delgado y tienen aroma desagradable. 

Otra característica, dijo, es que los comestibles tienen formas redondeadas, mientras que los venenosos son planos y oscuros. 

Para saber

La recolección se realiza de junio a septiembre.

Te recomendamos leer:


De cuando surgieron los taquitos de tortilla con salsa

La sazón de Bety Gómez, la “Frida oaxaqueña”

¿Quieres leer más antojos y enterarte de lo que sucede en el mundo gastronómico? ¡Suscríbete a nuestro newsletter! Te llegará contenido delicioso cada 15 días.

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

Foto de portada Cuartoscuro

También te puede interesar