Inicio » Sobremesa » ¡Alto! Conoce por qué no comprar roscas con acitrón

Foto ilustrativa. Creative Commons

¡Alto! Conoce por qué no comprar roscas con acitrón

Se utiliza en dos temporadas del año, la de los chiles en nogada y con la Rosca de Reyes

El acitrón fue durante muchos años, la estrella que engalanó la tradicional, la Rosca de Reyes e incluso el Chile en Nogada; sin embargo, con el pasar del tiempo este ingrediente polémico ha sido sustituido debido a que se encuentra en peligro de extinción. 

Leer más:

Un ingrediente en peligro de extinción

De acuerdo con Larousse Cocina es un dulce de biznaga confitada. Estas se recolectan en el campo, se pelan, se remojan en cal, se enjuagan, se asolean y se cuecen en agua; luego se desecha el líquido y se repite la cocción con agua y azúcar hasta formar un cubo o barra. 

Echinocactus Platyacanthus es un cactus que se encuentra en Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Hidalgo, Oaxaca y Estado de México. 

Foto: Creative Commons

Solo para que te des una idea, se necesitan 70 años para que una biznaga pueda ser productiva, por esto mismo está prohibida su venta y por consecuencia utilizarla en cocina.

Aunque su consumo y comercialización está penado con hasta 9 años de prisión de acuerdo con la Ley, en muchos lugares como la Central de Abasto y el Mercado de la Merced lo siguen distribuyendo.

Las alternativas del acitrón

Si eres de los que no perdona ese dulzor y textura en la Rosca de Reyes, afortunadamente existen opciones más amigables con el medioambiente y deliciosas como el ate y las frutas caramelizadas.

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

Esta es la diferencia entre ostras, almejas o mejillones

VER PUBLICACIÓN

¿Cuál es la mejor época del año para beber pulque?

VER PUBLICACIÓN

Cómo llegaron los chiles frescos a convertirse en secos

VER PUBLICACIÓN

Champiñones para combatir la depresión

VER PUBLICACIÓN