Inicio » Sobremesa » Sigue estos prácticos consejos para ahorrar gas al cocinar

Foto: Unsplash

Sigue estos prácticos consejos para ahorrar gas al cocinar

Checa estos consejos necesarios para economizar el recurso; además, dónde revisar los precios oficiales

Si en tu tiempo libre prefieres cocinar en casa que gastar o te toca organizar una cena en la que tú serás el chef, es buen momento para que pienses cómo economizar, por ejemplo, el gas.

No es tan complejo, es cuestión de tenerlo presente, considera desde el nivel de temperatura hasta los utensilios con los que cocinas.

También puedes leer:

Foto: Especial

Cómo ahorrar gas para cocinar

Utiliza las tapas

Una de las formas de ahorrar este combustible es utilizando las tapas de tus ollas, esto ayudará a que tengan mejor sabor, a que se concentren todos los sabores y por supuesto y una cocción más rápida.

El nivel de temperatura es importante

Otra de las recomendaciones es que hagas un uso adecuado del nivel de temperatura. ¿Vas a cocinar un huevito? Mantén la llama a fuego bajo, así evitarás gastar más gas de lo usual. Por ejemplo, si prepararás un bistec la cocción a fuego medio puede ser perfecta.

Cuando cocines, aprovecha las grandes cantidades

Aprovecha un día para preparar toda la comida de la semana, no solo te evitarás la fatiga de estar cocinando día a día, sino que también ayudarás a tu bolsillo a ahorrar.

¿Ollas de presión? ¡Claro que sí!

Si tienes una olla de presión aprovéchela, el tiempo de cocción es mucho más rápido, no solo tendrás alimentos cocinados en poco tiempo sino que evitarás gastar más gas de lo que necesitas.

Foto: Unsplash

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

Entérate de las fiestas gastronómicas en el calendario de Aderezo

VER PUBLICACIÓN

¿Cuál es la mejor época del año para beber pulque?

VER PUBLICACIÓN

Esta es la diferencia entre ostras, almejas o mejillones

VER PUBLICACIÓN

Cómo llegaron los chiles frescos a convertirse en secos

VER PUBLICACIÓN