Inicio » Sobremesa » A reducir plástico con semillas de tamarindo

A reducir plástico con semillas de tamarindo

Científicas e investigadores trabajan para limitar el uso de plástico a través de semillas de tamarindo

El 70% de plástico generado alrededor del mundo no se recicla, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, esto ocasiona que aproximadamente 5 billones de fragmentos contaminen ríos y océanos.

Por qué no es bueno guardar comida en envases de yogurt

Afortunadamente, cada vez son más las personas que se preocupan por generar un impacto favorable en el medio ambiente, tal es el caso de Elsa Gutiérrez Cortez y María de la Luz Zambrano, responsables del Laboratorio 16 de Procesos de Transformación y Tecnologías Emergentes, de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán quienes han realizado estudios con las semillas de tamarindo para reducir el uso del plástico.

Foto: Unsplash

Leer más:

¿De qué va su proyecto?

De la mano de los investigadores Alfredo Maciel Cerda, del Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM) y Alicia del Real López, del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA) las ciéntificas obtienen de las semillas de tamarindo y dátil, xiloglucano, un agente espesante que tiene muchas utilidades. y que ocupan principalmente para elaborar cosméticos, pinturas y alimentos.

“El xiloglucano sólo lo hemos obtenido de la semilla de tamarindo porque lo producimos en nuestro país y, a diferencia del dátil, es abundante al ser un subproducto de la industria alimentaria. Basta con ir a las empresas y nos la regalan”.

Investigadora Alicia del Real López.

Uno de los principales objetivos de trabajar con semillas consiste en establecer las condiciones de xiloglucano a través de operaciones mecánicas que ayuden a lograr el máximo rendimiento y eficiencia de separación.

Usos y beneficios

Tal vez te estés preguntando para que sirve el xiloglucano, se utiliza principalmente para aumentar la viscosidad en alimentos como el yogurt pero también en pinturas y shampoos; sin embargo, también funciona para fabricar envases que podrían reemplazar la utilización de plásticos.

“Esta inquietud surgió porque las estadísticas derivadas de la contaminación por plástico la convierten en un problema apremiante, la mitad de estos residuos se ha fabricado en los últimos 15 años. Además, su producción ha crecido de forma exponencial, de 2.3 a 448 millones de toneladas que, según algunas estimaciones, tardarán en descomponerse de 55 a 400 años”, afirmó la académica.

Todos conocemos el tamarindo por ser un fruto donde su pulpa es altamente utilizada dentro de la gastronomía; sin embargo, su uso se limita únicamente a su pulpa, es por eso que Gutiérrez Cortez y su equipo decidieron trabajar con las semillas para obtener un polisacárido y así aprovechar todos sus beneficios.

¿Quieres enterarte de lo que sucede en el mundo gastronómico? ¡Suscríbete a nuestro newsletter! Te llegará contenido delicioso dos veces al mes.

También visita nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar