Inicio » Sabores urbanos » Truchas asalmonadas, experiencia imperdible en Valle de Bravo

Foto. Arturo Aguilar

Truchas asalmonadas, experiencia imperdible en Valle de Bravo

Solo 35 minutos bastan para que la trucha salga del estanque y llegue a la mesa en alguna de las 15 presentaciones

Por Arturo Aguilar B.

Paraíso Nojitzi es una granja de truchas con área de restaurante, donde se puede degustar la trucha asalmonada asada, única en la región de Valle de Bravo.

La presentación al estilo mariposa se ha convertido en la especialidad de la casa, aquí tienes la experiencia completa al poder pescar tu propio alimento. 

“La trucha que se produce en la región es trucha arcoíris, la diferencia y la ventaja competitiva y comparativa que hay con mi producto es que es un producto de gama más alta; nosotros nos dedicamos a asalmonar la trucha”, explicó Jazmín Bibiana Dionicio Mendoza, encargada de Paraíso Nojitzi.

Al ser 35 minutos los que hay que esperar para poder ver tu pesca en un platillo, Paraíso Nojitzi se ha convertido en un referente de la región por ofrecer sus productos frescos al día.

Foto. Arturo Aguilar

Sin ningún costo adicional más que el pesaje del ejemplar que se pesque, en este lugar paradisíaco se te proporcionan el carrizo con el que pescarás y una pala, con la que podrás cavar dentro de la propiedad para encontrar las lombrices que servirán de carnada.

Para prepararla asada, se necesita un pescado 350 a 400 gramos; también para que sea deshuesado por alguna de las cocineras del lugar.

Con una salsa secreta a base de chiles, la trucha asalmonada se condimenta con sal y caldo de pollo en polvo, agregándole mayonesa, jugo de naranja para acentuar el sabor y mantequilla para lograr una adecuada cocción. 

Una vez preparada, se avienta sobre un comal calentado por leña, dándole el sabor de una cocina tradicional de cualquier casa.

Su presentación final se sirve con ensalada de lechuga, jitomate, pepino y naranja, además de una porción de arroz y tortillas azules hechas a mano, teniendo un costo de 150 pesos.

Foto. Arturo Aguilar

Ubicados en la carretera Valle de Bravo-Amanalco, la granja está en Camino al Tanque, Santa María Pipioltepec, en el municipio de Valle de Bravo, a 20 minutos del centro de este lugar turístico.

Desde hace 26 años los productores  han logrado mejorar las técnicas de producción, convirtiéndose en un referente de la región por el tipo de trucha que ofrecen. 

“Todos los productos que nosotros tenemos en el restaurante son ingredientes de la región, tratamos de que sea lo más saludable para todos nuestros clientes”, reiteró Jazmín Bibiana.

Foto. Arturo Aguilar

15 presentaciones de trucha asalmonada

Son 15 presentaciones de la trucha asalmonada las que se pueden encontrar en este lugar: Al mojo de ajo, empapelada, asada, a la plancha, a la mexicana, hawaiana, con base en mantequilla, a la naranja, en caldo, hinojo, a la diabla, y enchilada, son los platillos que se encontrarán en el menú de este lugar.

Siendo esta última, la trucha asalmonada enchilada, una creación propia de Paraíso Nojitzi.

“Hice una creación, una combinación entre la trucha a la diabla, que lleva una salsa preparada con chiles y una salsa especial de la casa también. Lleva queso, cebolla, jugo de naranja, sal, caldo de pollo en polvo y el condimento principal: chile”, describió Jazmín Bibiana.

Por ello, en la próxima temporada de cuaresma, una opción más para comer sin pecar, son las truchas de Valle de Bravo.

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

Con este truco sabrás si tu tanque de gas está por quedarse vacío

VER PUBLICACIÓN

¿Compras queso Oaxaca a granel? Estos son los riesgos

VER PUBLICACIÓN

Por qué los champiñones ayudan a combatir la depresión

VER PUBLICACIÓN

Conoce los tés con sabores que van bien con el otoño

VER PUBLICACIÓN