Inicio » Sabores urbanos » Si vas a Valle de Bravo, no olvides echarte un taco en el Callejón del Hambre

Foto. Arturo Aguilar

Si vas a Valle de Bravo, no olvides echarte un taco en el Callejón del Hambre

La especialidad son los de pastor, con complementos como la piña asada y la salsa de aguacate

Por Arturo Aguilar

Platillos típicos del Pueblo Mágico de Valle de Bravo son los tacos del Callejón del Hambre, una mezcla entre la tradición y el buen sazón.

La experiencia comienza al recorrer el callejón, ubicado a 20 metros de la parroquia de San Francisco de Asís, en el centro del municipio del sur mexiquense.

Con el afán de vender más, los ayudantes de cada uno de los cinco puestos que se colocan a lo largo del callejón ofrecen sus tacos con un ingenio sin igual, lo que hace volar  la imaginación del comensal con el aroma que desprende la carne preparada.

Piropos, apodos y promociones son lo que terminan por convencer a los clientes sobre a qué puesto pasar, pues la sazón es la misma en cualquiera de ellos.

Foto. Arturo Aguilar

Estos tacos son ideales para satisfacer el hambre a un precio accesible, no costando más de 22.00  pesos el taco blando “con copia”, es decir, con doble tortilla.

En las planchas calientes, los maestros taqueros avientan los cortes de bistec, costilla, arrachera, tripa, adobada, cecina y longaniza.

También puedes leer

El proceso de elaboración de los tacos se hace a la vista de las personas que los van a saborear, lo que garantiza su frescura y calidad.

También se ofrecen otras presentaciones de comida como tortas, gringas, volcanes, y demás inventos que se han hecho en el intercambio cultural gastronómico que se hace día con día en el lugar turístico.

Foto. Arturo Aguilar

Entre los tacos más codiciados por los visitantes del Callejón del Hambre se encuentra el de pastor, cuyo modo de preparación lo distingue del resto de los demás municipios de la zona. La carne de puerco en adobo es bien sazonada, se le agrega piña, cebolla y cilantro, listo para que abrace la carne con las dos tortillas y se saboree con la salsa de aguacate o unos chiles manzanos marinados.

Los tacos de barbacoa y las gringas de alambre de pollo y vegetariano coronan la carta de presentación de los puestos del Callejón del Hambre, cada uno con su particularidad, pero con el mismo gusto de atender a los visitantes.

Por ello, quienes visiten a Valle de Bravo tienen una cita obligada en este lugar, pues no podrán decir que estuvieron en el Pueblo Mágico sin comerse un sabroso taco del Callejón del Hambre.

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar