Inicio » Sabores urbanos » La manera tradicional de preparar tepache

Foto. Creative Commons

La manera tradicional de preparar tepache

Una bebida milenaria y nutritiva que forma parte de la identidad mexicana


Por Alejandra Ruiz

Ya sea en un jarrito de barro, en un tarro de vidrio o bien, en un vaso de plástico, el tepache sigue siendo una de las bebidas artesanales más consumidas de algunas zonas del país como El Saucito, en San Luis Potosí.

En las carreteras de distintos puntos del país se pueden encontrar gran cantidad de puestos que se dedican a ofertar esta bebida tradicional mexicana.

En San Luis Potosí, José Vera Torres y Francisco Xavier Villa Hernández, se dedican desde hace algunos años a vender esta tradicional bebida

Ambos mencionan que la venta y preparación del tepache se ha transformado con los años, y que incluso algunos vendedores han dejado de preparar esta bebida de la manera tradicional sustituyendo sus ingredientes.

Foto. Alejandra Ruiz

La manera tradicional de preparar tepache

“Muchos de aquí preparamos la bebida de la manera antigua que es, cortar la cáscara de una piña miel, poner azúcar de piloncillo, azúcar morena, agua o agua mineral, ramas de canela, una pizca de pimienta clavo”, mencionó Villa Hernández.

Toda esta mezcla se dispone en una olla de barro o bien en un caso de aluminio y se pone a hervir. Para luego dejar enfriar y poner a fermentar. El tiempo de fermentación varía según el gusto de la clientela, pero mayormente se deja en este proceso de uno a tres días. La cual debe permanecer en un lugar a menos de 28 grados centígrados.

Tras haber hecho este proceso la bebida se fermenta y vierte dentro de barriles de madera especiales.

“Se deja fermentar hasta cuatro días, luego ya la llevamos en recipientes o en el mismo barril a vender, eso sí tiene que tener mucho hielos para mantener fresco su sabor”, explicó Víctor.

Los precios del tepache pueden variar pero van desde los 25 a los 50 pesos por litro.

“El costo depende de cómo está preparado, el tepache que nosotros hacemos es 100 por ciento natural y por eso es más caro. Pero sabemos que hay quien lo hace con poca fruta y sobres de sabor para el agua y así consiguen que sepa igual, pero no es lo mismo “.

Cada sábado y domingo, pueden llegar a vender hasta 23 litros de esta bebida, pero los comerciantes mencionan que depende de la zona y la temporada para vender más de lo estimado.

“Aquí por el Saucito y el periférico se vende bien, más en temporada de calor. Como es una bebida dulce y su fermentación es muy ligera viene mucha clientela”.

Beneficios de tomar tepache

De los beneficios que tiene consumir el tepache, mencionan Víctor y Xavier es la ayuda a la digestión del estómago, “ayuda a los intestinos para combatir el estreñimiento, si alguien tiene problemas puede tomarse un vasito de tepache y con eso basta”.

También señalan que contiene muchos nutrientes debido al proceso de fermentación como manganeso, vitamina C, fósforo y calcio, todos provenientes de la piña.

“Sobre todo la vitamina C que es muy buena para el cuerpo. Pero aparte de eso no se olviden del rico sabor que tiene probar el tepache y que en cada traguito que se da, servirá para deshacerse de esos litros de más de agua que retiene el cuerpo ya que es un excelente diurético “.

Es preciso señalar que el tepache es una bebida prehispánica, con cientos de años de historia, su palabra tiene origen del Náhuatl Tepatli que significa “bebida de maíz” o “Tepachoa” que quiere decir molido con piedra.

Si duda es una bebida milenaria que su sabor hace recordar a cualquiera el México antiguo, pero sobre todo un sabor que ha permanecido a través de los años gracias a personas que como Víctor y Francisco se han dedicado a elaborarlo de la manera tradicional.

También te puede interesar

Esto debes comer para que no te piquen los moscos

VER PUBLICACIÓN

Una guía para comer chiles en nogada en la CdMx

VER PUBLICACIÓN

¿Cuántos litros de agua se necesitan para producir una cerveza?

VER PUBLICACIÓN

El único restaurante en CdMx que cosecha sus propios hongos

VER PUBLICACIÓN