Inicio » Sabores urbanos » Huesitos “El güero” y el placer de roer un taco

Huesitos “El güero” y el placer de roer un taco

En la Ciudad de México hay un lugar para los que disfrutan de saborear lo que queda al final de una rica costilla

Nuestro país se corona como el experto en garnachas y antojitos. Pero también tenemos una manera única al comer que es literalmente todo un arte. Cuando se trata de ir al mercado, al puesto de la calle o afuera del metro nos olvidamos de los “buenos modales” y comemos parados o sentados en la banqueta y con las manos. 

Los huesitos son uno de los antojos de barrio más populares de nuestra controvertida metrópoli. Para algunos es una adaptación de las carnitas, pues están hechos a base de carne de cerdo (la costilla y el espinazo) y cocidos en manteca hirviendo. 

La torta de chalupa sí existe y aquí puedes probarla

Dicen que los mexicanos, “somos de buen diente” y si a eso le sumamos que traemos un hambre voraz, el dicho se queda corto. Es por eso que Aderezo se dio una vuelta por Huesitos El güero, un famoso lugar en Oriente 95, Mártires de Río Blanco, para comprobar esta teoría. 

El local tiene más de 20 años de deleitar a los citadinos. Foto. Mauricio Huizar

Para empezar a vivir la experiencia culinaria callejera, no se necesita ser un experto sino dejarse llevar. Desde que llegas al local con fachada roja y escuchas el típico “pásele güerita, ¿cuántos le pongo?, se te abre el apetito. 

La música regional mexicana de fondo, el sonido de la carne friéndose, el olor tan peculiar de un local garnachero, las mesas y sillas de plástico, serán los elementos que te guiarán hacia una nueva aventura gastronómica. 

“Comerlos a cualquier hora y con las manos, es la única recomendación que les puedo dar”, contó Eliel Meneses, quien ahora está al frente del negocio que fundó su papá hace más de 25 años.

Dónde comer barbacoa de picaña

Se sirven a partir de órdenes de cinco huesitos hasta los que quieras, con verdura, salsa roja hecha con chile de árbol y muy picosa (sello de la casa) y sus respectivas tortillas y limones. El tip está en chupar hasta el hueso, dejarlo sin nada de carne. 

Se sirven a partir de cinco huesitos y acompañados de salsa roja y limón. Foto. Mauricio Huizar

“Mi papá primero tenía un puesto de carnitas, hasta que un día, alguien le dio la idea de preparar huesitos, y al animarse, dejó atrás las carnitas y ahora tenemos este negocio que tenemos abierto todos los días”, dijo. 

Eliel comentó que los días que tienen más gente son los fines de semana entre las 19:00 y 20:00 horas. 

“Muchas personas en vez de ir por tacos de otro tipo de carne, prefiere venir a chupar huesitos y creo que la forma en cómo los preparamos les sigue gustando”, comentó. 

Helado con chicharrón, una botana que refresca

Uno de los clientes frecuentes nos contó que desde que se mudó a unas cuantas cuadras del lugar, no ha dejado de ir un solo día, “es que si te gusta la taqueada vienes porque vienes, son muy ricos, se antojan sólo de verlos”.

 

Lee también 

Conoce las diferencias de las almejas, las ostras y los mejillones 

Un circuito mezcalero en Guanajuato

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

Dale seguir a @Aderezo_OEM en Instagram y entérate de nuestras recomendaciones 

También te puede interesar