Con la tecnología de Google Traductor

Con la tecnología de Google Traductor

Inicio » Recetas fáciles » Cordon Bleu: Una receta de la cocina francesa de alto nivel

Foto: Unsplash

Cordon Bleu: Una receta de la cocina francesa de alto nivel

Prepara como un experto este delicioso platillo

COMPARTIR

Por Erika Reyes

Por tradición y a través de los siglos, el Cordon Bleu es un platillo que se sirve en las grandes ocasiones, además de gustar mucho tanto adultos como a niños.

¿Sabías que el Cordon Bleu es un plato tradicional que tiene una historia centenaria?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí
Foto: Freepik

Su historia se remonta al siglo XVI y tiene su origen en Francia, en la época de Enrique III. La cinta azul o Cordon Bleu, era la más alta distinción entregada por la monarquía a las personas de la Orden del Caballero del Espíritu Santo, cocineros conocidos por sorprender por su alto nivel en loa banquetes del palacio.

Estos cocineros solían atar sus delantales con la cita de color azul que evocaba aquella distinción. Uno de ellos, del que se desconoce el nombre, invento esta receta que ha sobrevivido por siglos.

Surge el tradicional platillo

Un escalope es un filete fino de carne que normalmente reboza en mantequilla  y pan rallado para que quede crujiente. Un día, a este cocinero se le ocurrió hacerlo diferente: en lugar de preparar el escalope directamente al sartén como de costumbre, el cocinero Cordon Bleu tuvo  la idea de cubrirlo con una rebanada de jamón y queso gruyer.

A continuación lo doblo por la mitad, lo rebozo en pan rallado y lo frió en mantequilla con sal y pimienta. Lo sirvió con acompañado de una salsa de crema de leche, chalotas y vino blanco.

Foto: Freepik

El resultado fue exquisito. La carne tierna del escalope de ternera se deshacía. La sensación aumentaba con el queso gruyer. El jamón potenciaba su sabor y le daba carácter. Los comensales quedaron fascinados y la receta fue bautizada como “Escalopes Cordon Bleu” en memoria del cocinero.

Aquella receta fue tremendamente exitosa en Francia y se extendió por todo el mundo. A través de los años a alguien se le ocurrió sustituir los escalopes por pollo y los demás ingredientes, y así popularizarla como un plato básico que se puede adicionar a una dieta diaria.

La carne y los diferentes tipos de quesos que se pueden utilizar en esta preparación, así como las variedades de jamón o, incluso, el tocino que se incluye en algunas recetas, hacen del Cordon Bleu una fórmula culinaria con muchos matices.

Foto: Freepik

Sea cual sea su variante, es importante freír el filete empanado y relleno en su punto justo ya que no es sencillo conseguir que la carne no se seque y quede un interior jugoso.

Hoy día, aún después de los años, la cinta azul sigue utilizándose para designar la excelencia en la cocina y una de las mejores escuelas del mundo recibe este nombre: Le Cordon Bleu.

Receta de Cordon Bleu:

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo grandes, deshuesadas y sin piel
  • 8 rebanadas de jamón
  • 8 rebanadas de queso (que se derrita)
  • 1/2 taza de harina
  • 2 huevos
  • 1 taza de pan rallado
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite vegetal (para freír) o mantequilla (para hornear)

Modo de preparación:

  1.  Colocar una pechuga de pollo entre dos hojas de papel de cocina y golpearla suavemente con un mazo de carne o la parte trasera de un sartén hasta que tenga un grosor uniforme (aproximadamente 1/4 de pulgada de espesor). Repetir este paso con las demás pechugas.
  2. Agregar 1 rebanda de jamón y 1 rebanada de queso en el centro de cada pechuga de pollo.
  3. Doblar la pechuga de pollo sobre sí misma para cubrir el jamón y el queso, creando un sándwich de pollo relleno. Se pueden asegurar los bordes con palillos.
  4. Agregar sal y pimienta sobre los filetes de pollo rellenos al gusto.
  5. Preparar tres platos o recipientes poco profundos. En uno colocar la harina, en otro los huevos batidos y en el último el pan rallado.
  6. Pasar cada filete de pollo relleno por la harina, y cubrirlo completamente. Luego, sumergir en el huevo batido y finalmente pasarlo por el pan rallado, presionando ligeramente para que el pan se adhiera bien.
  7. Se puede freír o hornear.
  8. Freír: Calentar suficiente aceite vegetal en una sartén grande a fuego medio-alto. Dejar los filetes durante unos 4-5 minutos por cada lado, o hasta que estén dorados y cocidos por completo. Retira del aceite y colocar en papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.
  9. Hornear: Precalentar el horno a 200°C (390°F). Engrasar ligeramente una bandeja para hornear y colocar los filetes en ella. Hornear durante unos 20-25 minutos o hasta que estén dorados y cocidos.
  10. Servir los Cordon Bleu calientes, acompañados de ensalada, papas fritas, arroz o la guarnición de tu preferencia.

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada martes

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí
COMPARTIR