Inicio » Plato de portada » Mole artesanal Ayohui, con sabor a Tlaxcala

Mole artesanal Ayohui, con sabor a Tlaxcala

La receta familiar se comercializa en varias países, principalmente en Estados Unidos y Canadá

Por Fabiola Caballero

El mole tlaxcalteca se moderniza y se convierte en un producto gourmet capaz de cumplir las expectativas de los más exigentes paladares. Se trata de una receta tradicional de más de 90 años conservada por la familia Xicohténcatl Lara. 

La herencia de tres generaciones es hoy en un referente de la gastronomía tlaxcalteca a nivel internacional. El novedoso producto en polvo libre de sodio, grasa y gluten se catapultó al éxito gracias a un concurso gastronómico realizado en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

Teresa Xicoténcatl, autora original del mole en polvo, concursó en 2015 junto a otros cuatro potenciales competidores en uno de los eventos culinarios más relevantes de la ciudad y EE. UU., no obstante, su sazón artesanal conquistó al jurado calificador y a los comensales presentes. Con 22 puntos a favor, la originaria de Papalotla, Tlaxcala ganó el primer puesto. 

Foto: César Rodríguez

Un año después, tras su exitosa participación en el certamen Fancy Food Show, la tlaxcalteca viajó nuevamente al país norteamericano para poner en alto el nombre de México en un evento que reunió a más de 40 países y miles de productores de alimentos gourmet y de origen orgánico.

¿Cómo nace Ayohui?

“Tlaxcala es de mole y sabe a mole”, asegura Gerardo Xicohténcatl, principal precursor de la marca. 

Ayohui, que en náhuatl quiere decir “fácil”, nace por dos razones principales: la primera por ofrecer un alimento que, además de ser benéfico para la salud, preserva la gastronomía tradicional del estado, 

El proyecto es más que una marca. “Ayohui lo tengo tatuado en la piel”, expresa Mariana Torres, empresaria y esposa de Xicoténcatl Lara. Agregó que del 2015 a la fecha, este nuevo concepto ha impactado de forma positiva en el mercado, mayormente en las urbes. 

Después de intentar en varios negocios, tengo la sensación de que este es el bueno. Yo sé que nuestro mole será todo un éxito en todo el mundo”, mencionó Mariana. 

Foto: César Rodríguez

Actualmente, el mole en sus distintas presentaciones: tradicional, dulce y vegano, se comercializa vía internet en todo México, Estados Unidos y Canadá, a través de la compañía estadounidense Amazon, la cual lanzó el producto en agosto del año pasado. 

6 moles tradicionales de Tlaxcala

Moles de fiesta o colorado: Se prepara con chiles: ancho, pasilla, mulato y chipotle. Se acompaña con gallina criolla o con guajolote, además de unos deliciosos tamales tontos de anís. En las fiestas patronales se sirve con arroz rojo y frijoles de olla. 

Mole de guajolote: La preparación del mole es la misma que el “colorado” salvo que éste en lugar de llevar piernas de guajolote, se sirve con huauzontles capeados, simulando la carne del ave. 

Mole de ladrillo o Matuma: Este platillo, típico de San Juan Ixtenco se prepara los días 24 de cada mes, en la fiesta de Matuma, por lo que su preparación es de carácter ceremonial. Es un mole espeso con chile guajillo y Masa. Se sirve con carne de res y tamales tontos. 

Texmole con chito: Este preparado con chile guajillo y masa, se acompaña con chito (carne seca de chivo o caballo). Es tradicional en las comunidades cercanas a la montaña de la Malintzi. 

Mole negro: el ingrediente principal de este mole es el huitlacoche (hongo que crece entre los granos del maíz), el cual le da color y textura. Para su consistencia es preparado con caldo de carne de cerdo y masa. Además, es acompañado de trozos de carne de puerco. 

Mole chilpoposo: el platillo tradicional de las comunidades nahuas, se prepara con chile guajillo, flores de calabaza y masa. Se acompaña con charales secos.

¿Quieres enterarte de lo que sucede en el mundo gastronómico? ¡Suscríbete a nuestro newsletter! Te llegará contenido delicioso dos veces al mes.

También visita nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar