Inicio » Para probar » Linares y su banquete de Cuaresma

Linares y su banquete de Cuaresma

En estos días previos a la Semana Santa son consumidos por una buena cantidad de personas que se abstienen de comer carne roja

Silvia Rangel Ibarra/ El Sol de Tampico

El chef Christian J. García Ruiz, del restaurante Linares en Ciudad Madero, Tamaulipas, considera que estos platillos tienen como ingredientes principales los vegetales y los productos del mar; si a esta comida se le agrega el toque gourmet, los hará una verdadera experiencia.

Las opciones de Cuaresma son muy variadas, rápidas, fácil de hacer y entre el abanico de comidas se encuentran desde nopales preparados de distintas maneras, las tortas de camarón, papa o atún, ceviche tropical, coditos con crema de atún y mango, tostadas con camarón y pescados, entre muchas otras.

Christian, graduado de la licenciatura en Gastronomía del Instituto Culinario Sugar de Tampico, recomienda una ensalada de nopales con camarones y encurtidos, el cual es un platillo nada complicado de elaborar en el que se emplea la cocción en frío.

Entre la oferta de Linares se encuentra también una infladita de maíz, básicamente una gordita frita, que se complementa con un espejo de salsa de cacahuate y una ensalada con mix de vegetales, también de fácil preparación y muy deliciosa.

Entre los postres de esta temporada está la tradicional capirotada, que tiene varias de versiones, desde la que se agrega con frutos rojos, frutos secos, dulce de piloncillo y azúcar mascabado, hasta las populares torrejas.

“Aquí ofrecemos unas torrejas bañadas con mermelada de pera, queso gratinado, higo, naranja roja y una hojita de menta, están muy buenas y son muy solicitadas”, resaltó al hablar sobre la oferta culinaria de los días previos a la Semana Mayor.

Pese a la diversidad de platillos dulces y salados, lo sano y delicioso que es la comida cuaresmal requiere de mucha más difusión, ya que muchos desconocen que es la capirotada y las torrejas.

Desde pequeño Christian sintió una gran afición por la cocina, ya que veía a sus dos abuelitas cocinando la comida típica hogareña, ellas combinaban los condimentos, le variaban y eso siempre se le quedó grabado, impulsándolo a no tener miedo a innovar y ser audaz en la cocina.

Como anécdota, Christian contó a Aderezo que cuando estaba en la secundaria quiso ingresar al taller de cocina, pero al haber solamente niñas su intención fue vista con malos ojos. Sin embargo, decidió aprender recetas con revistas y en programas de TV.

Se siente muy contento con lo que hasta el momento ha logrado como cocinero. Sin embargo, sus sueños son tan altos como el cielo, ya que entre sus metas se encuentra escribir un libro, participar en un programa de TV y hacer un podcast culinario.

Lee también 

Así se hace la sal de gusano

Mujeres en la industria cervecera

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

También te puede interesar