Inicio » Para probar » Un sake japonés muy mexicano

Un sake japonés muy mexicano

Te contamos cómo se elaboraba esta bebida japonesa y de qué manera se innovó en sus procesos

El sake es una bebida fermentada que ya tiene cabida en todo occidente debido a su preparación y sabor. No se tienen datos precisos sobre el lugar donde se originó; sin embargo, se cree que fue entre Japón y China en el siglo III.

Su elaboración

Antes de conocerlo como ahora, el sake se hacía de forma más tradicional. Bastaba con masticar los granos de arroz cocidos para que las enzimas de la saliva se encargaran de convertir el almidón en azúcar y así lograr el proceso de fermentación, a esto se le conocía como: kamosu.

Posteriormente la forma de elaborarlo cambió y en el siglo XXI se implementaron máquinas para mejorar el proceso.

La magia de la elaboración comienza con el arroz japónica, -es el mismo que utilizan como alimento en Japón- se pule para eliminar el 30% de la parte externa del grano, después se lava y se deja remojar para que absorba el 30% de su agua. Una vez que haya pasado por ese proceso, se cocina al vapor durante una hora.

Foto: Unsplash

Para que el proceso de la fermentación -que dura entre 3 y 4 semanas-, sea más efectivo se utiliza una sustancia llamada: kame-koji, la cual se elabora a partir del cultivo de esporas de hongo koji en el arroz que anteriormente se coció.

Se realiza un tipo de masa madre que lleva el nombre de shubo o moto. Las piezas clave aquí son las semillas y la levadura. Durante el primer día es colocada en el tanque de fermentación 1/6 parte del total del grano, el koji y shubo para después dejar la preparación a 12ºC durante 2 días.

En el tercer día, se agrega otro poco para completar 2/6 y así bajar la temperatura a 10º C. Finalmente se agregan los ingredientes restantes a una temperatura de 8º Cº para obtener un alcohol de entre 17º a 20º.

Sake mexicano

Nami Sake es la primera casa productora mexicana de esta bebida y tiene como objetivo respetar la tradición japonesa, es un sake que nació en Culiacán Sinaloa y que ha roto fronteras.

Yamada-San, fue el maestro sakero quién ayudó a definir la personalidad de NAMI y para su elaboración, decidieron retomar el método tradicional estandarizado en Japón; utilizando únicamente arroz Yamada-nishiki, considerado el arroz más premium para hacer hacer sake sin añadir ningún tipo de conservador ni aditivos.

La familia de NAMI esta compuesta por tres diferentes tipos: JUNMAI, JUNMAI GINJO y JUNMAI DAIGINJO.

Para más información sobre este sake mexicano visita sus redes sociales:

Página web: Nami Sake

Facebook: @NamiSakeOficial

Instagram: @nami_sake

¿Quieres leer más antojos y enterarte de lo que sucede en el mundo gastronómico? ¡Suscríbete a nuestro newsletter! Te llegará contenido delicioso cada 15 días.

También visita nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar