Inicio » Degustación » Distintas maneras de comer croissant

Distintas maneras de comer croissant

Se acerca el día internacional de ese pan que nos encanta; te contamos su historia y más curiosidades

El 30 de enero se celebra el Día Internacional del Croissant y en Aderezo conmemoramos esta rica pieza de pan con una entrevista sobre sus características y formas de degustarlo. Sigue leyendo y conoce su historia. ¡Provecho!

Rebeca Cabrera, emprendedora del negocio de panadería Srita Croissant, explicó que del francés al español el croissant significa creciente. “El Croissant Francés tiene la particularidad de ser un pan elaborado de pasta de hojaldre en la que se utiliza una masa base a la que se le añade mantequilla para crear capas (mantequilla-masa) misma que necesita reposar hasta 16 horas en todo el proceso”.

En el caso de Srita Croissant, el proceso comienza desde la masa. “No compramos hojaldre pre hecho, lo hacemos nosotros y le damos hasta 48 horas de reposo para que esté perfecta a la hora de hornear. Todos los ingredientes a excepción de la mantequillla (que es francesa marca President) son comprados con productores locales en Ixtacuixtla Tlaxcala”.

¿Pero cómo se come?

De acuerdo con ella, la naturaleza de este pan es sin relleno. “Los de mantequilla son los tradicionales, pero hoy en día existen rellenos de todo tipo, desde crema de avellana, almendras, chocolate, crema de limón, etcétera”.

Aquí las maneras en que nos sugiere degustarlo:

  • Creo que la primera y más importante es comer el croissant de mantequilla tradicional, que pese a lo que puede creerse el pan mantiene un equilibrio entre lo salado y dulce.
  • Gracias a este equilibrio otra forma de comerlo es con carnes frías y quesos maduros. Ábrelo por la mitad, añade tu aderezo predilecto (mayonesa, por ejemplo) y acomoda un poco de jamón serrano, salami y rebanadas de queso brie. Caliéntalo en horno eléctrico por dos minutos. 
  • La tercera y una de mis favoritas es Croissant Benedictino con salmón. El croissant se parte a la mitad y se calientan los interiores en un sartén con mantequilla, añades aguacate en rebanadas, cebolla morada en juliana, salmón ahumado, y un huevo estrellado; se le coloca la tapa y se baña con salsa holandesa.

Mientras que, si prefieres los sabores dulces sugiere: “Acompañado con chocolate caliente o café el croissant de mantequilla es exquisito. Para quienes son muy dulceros se puede partir por la mitad, añadir crema de avellanas y fresas en rebanadas con un poco de crema batida. Y lo recomendaría también acompañado con algún helado de su preferencia”

Una esponjosa historia

Finalmente, Srita Croissant nos narró la historia de este insumo:

Su historia es particular ya que su origen data de Viena y no de Francia como muchos creen. En 1683 la ciudad se vio sitiada por más de cien mil turcos otomanos quienes después de intentar tomar la ciudad por mucho tiempo, tomaron la iniciativa de realizar un túnel para lograr su cometido. Lo que no sabían los turcos – otomanos es que los panaderos trabajaban de noche. Por lo que el día del asalto los panaderos escucharon ruidos raros y dieron la alarma que detuvo la invasión. Para celebrar este hecho realizaron un bollo con forma de media luna que vieron en las banderas enemigas, lo nombraron Kipferl. Y no fue hasta 1770 que María Antonieta (princesa austríaca) se casó con Luis XVI y llevó el bollo a Francia donde se le conoció finalmente como: Croissant.

Lee también 

Los beneficios de consumir vino

Las 10 tendencias gastronómicas para el 2021

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

También te puede interesar