Con la tecnología de Google Traductor

Con la tecnología de Google Traductor

Inicio » Comer sano » Síntomas de un golpe de calor y cómo prevenirlo

Foto: Freepik

Síntomas de un golpe de calor y cómo prevenirlo

La hidratación y algunos alimentos, entre otras cosas, ayudan a evitarlos

COMPARTIR

La primavera está por llegar y con ella también se pronostican temperaturas cálidas para todo el país, sin embargo estas podrían generar riesgos como las insolaciones o los golpes de calor, conoce cómo puedes protegerte y proteger a los más vulnerables de sufrir de ellos.

Un golpe de calor ocasiona diversos síntomas derivados de una prolongada exposición a altas temperaturas lo cual eleva la misma temperatura corporal por encima de los límites considerados normales.

Foto: Freepik

¡Ya estamos en WhatsApp! Recetas, comida y muchas recomendaciones culinarias podrás encontrarlas en nuestro nuevo canal. Únete aquí

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí

Israel Martínez Negrete, titular de Protección Civil del municipio de Irapuato, dijo, que si bien aún no se han presentado atenciones prehospitalarias debido al calor, esta es una temporada que apenas va iniciando por lo que es importante que las familias conozcan las medidas de prevención.

Explicó que las principales medidas son las de vigilar el tiempo de exposición al sol, los horarios entre otros, sin embargo hay otros puntos para quienes no pueden evitar exponerse a los intensos rayos solares.

“Hay que hidratarse constantemente, protegerse del sol con un sombrero, gorra y bloqueador solar, usar playera de algodón, manga larga, evitar que los niños y personas de la tercera edad estén mucho tiempo expuestas al sol, y comer sanamente que no esté la comida en mal estado”.

Esta última para garantizar que las personas no padezcan de enfermedades gastrointestinales que también puedan conducirlas a una deshidratación, durante esta temporada se debe vigilar en cada salida, o al practicar actividades deportivas.

Foto: Unsplash

“Va empezando la temporada de calor sin atenciones aún por golpes de calor, sabemos que los fines de semana en juegos de fútbol es donde les pega un poquito más, pero no ha habido precontingencias en cuanto a eso”.

Detalló que madres, padres de familia y la población general debe estar alerta a algunos síntomas para que en caso de aparición puedan conseguir atención médica inmediata, o en caso de que estos sean intensos, llamar al número de emergencias.

“Los signos de riesgo pueden ir desde dolor de cabeza, somnolencia, sudoración excesiva, resequedad en la boca y dolor de ojos”.

Para evitar problemas más fuertes, lo principal, de acuerdo con Pahua Díaz, es “evitar exponernos a la radiación solar de 10 de la mañana a las 4 de la tarde. Los rayos no son tan directos temprano y la intensidad no es la más alta; después de las 4 de la tarde, sigue haciendo calor, pero dada la rotación de la Tierra, los rayos llegan un poco más tangenciales y ya no de forma tan directa”.

Algunas recomendaciones de la UNAM:

  1. Mantente hidratado: Bebe agua regularmente, incluso si no sientes sed. El agua es fundamental para regular la temperatura corporal y prevenir la deshidratación.
  2. Consume alimentos con alto contenido de agua: Frutas y verduras como sandía, pepino, melón, naranjas y tomates son excelentes opciones, ya que contienen altos niveles de agua, lo que ayuda a mantenerte hidratado.
  3. Evita el alcohol y la cafeína: Estas sustancias pueden aumentar la deshidratación, lo que hace que el cuerpo sea más susceptible a un golpe de calor. Opta por agua, jugos naturales o infusiones de hierbas en su lugar.
  4. Incluye electrolitos en tu dieta: Los electrolitos, como el potasio y el sodio, son importantes para mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo. Puedes obtenerlos a través de alimentos como plátanos, espinacas, aguacates y yogur.
  5. Limita los alimentos pesados y grasos: Las comidas pesadas y grasas pueden hacer que tu cuerpo trabaje más para digerirlas, lo que aumenta la producción de calor interno. Opta por comidas ligeras y frescas, como ensaladas, sopas frías y pescado.
  6. Come comidas pequeñas y frecuentes: En lugar de grandes comidas pesadas, opta por comer pequeñas porciones con más frecuencia a lo largo del día. Esto ayuda a mantener un nivel de energía constante y evita la sobrecarga digestiva.
  7. Consulta a un profesional de la salud: Si tienes alguna condición médica que pueda aumentar tu riesgo de golpe de calor, como diabetes o enfermedades cardíacas, consulta a un médico o nutricionista para obtener recomendaciones específicas sobre tu dieta y cómo prevenir el golpe de calor.

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:


COMPARTIR