Inicio » Comer sano » Vuelve a lo saludable después de la comilona de Día de Muertos

Foto: Especial

Vuelve a lo saludable después de la comilona de Día de Muertos

Una nutrióloga nos recomienda comer comida de colores. Aquí la razón

Por Celia Gayosso

Caminar por lo menos 15 minutos al día, reducir el consumo de azúcar y sal, así como de productos procesados y aprovechar las frutas y verduras de temporada para hacer más variada la alimentación, aconseja la nutrióloga Claudia Ramírez García para bajar la masa corporal que se podría haber ganado durante los días de Todos Santos.


Esto es sólo un ejemplo, aclara, puesto que el peso se puede incrementar debido a malos hábitos de alimentación, a la falta de horarios fijos para realizar las comidas, al sedentarismo por las horas que se pasa ante una computadora o dispositivo electrónico y no sólo por comer raciones más abundantes en dos o tres días de fiesta.

Leer más:

Foto: Eduardo Murillo


Si bien es cierto que durante celebraciones como Todos Santos, Navidad o algún otro festejo como fiestas patronales, o simplemente cumpleaños, uno tiende a comer raciones más grandes o extras, es el cuidado diario lo que realmente quedará de manifiesto, puesto que una persona que cuida su alimentación todo el año puede consumir uno o dos tamales de más y no pasará nada.


A las personas que comieron de más les recomienda tomar suficiente agua simple, evitar los refrescos embotellados, así como los jugos procesados e incluso los naturales, puesto que contienen demasiada azúcar, en vez de eso aconseja comer la fruta completa por la fibra que aporta al organismo.


Claudia Ramírez recomienda ponerle color a la comida, pues de eso depende la calidad de lo que se consume, por ejemplo se deben agregar los verdes de las hojas como espinacas, acelgas, apio o lechugas; el rojo del tomate, el blaco de la cebolla y la jícama, así como los naranjas y amarillos de papaya, piña, mamey, melón, camotes, pimientos y el rojo de la sandía, betabel y pimiento rojo, entre muchos otros, pues los colores de nuestra alimentación dicen mucho de la cantidad de minerales que se consumen.

Foto: Eduardo Murillo


Por otro lado, dice que se deben aprovechar las frutas de temporada, pues al ser las más económicas se pueden consumir tanto en porciones como en aguas de sabor, las que por supuesto no necesitan azúcar añadida.

Asimismo indica que se debe dejar de lado las harinas, las galletas y panes procesados, pues además del azúcar y grasas saturadas contienen colores y sabores artificiales. 


Añade que se recomienda dar a los niños leche sola sin agregar sabores artificiales y polvos que también tienen exceso de azúcar, a menos que se le agregue fruta natural como puede ser plátano, melón, fresas o moras. Aconseja evitar las leches saborizadas por los altos índices de azúcar y colorantes.

Foto: Eduardo Murillo


La alimentación, precisa, representa una buena parte de un buen régimen que no estará completo si no se acompaña por un poco de ejercicio, en ese sentido dice, se puede empezar con breves periodos de caminata que pueden ir de 15 a 20 minutos y que incluso se puede realizar sin salir de casa. “Poco a poco, las personas irán incrementando tanto los lapsos de tiempo, al hacer caminatas de entre 30 y 45 minutos tres o cuatro veces por semana, como la intensidad de alguna rutina de ejercicios”, concluye. 

Y para llegarte por el oído, escucha nuestro podcast de Aderezo:

También visita nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar