Inicio » Comer sano » Nutritivas semillas para un futuro sostenible

Nutritivas semillas para un futuro sostenible

Descubre por qué las legumbres son tan valoradas y la importancia de incluirlas en la dieta diaria

Tras el éxito obtenido con el Año Internacional de las Legumbres que dirigió la FAO en 2016, en 2019, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 10 de febrero como Día Mundial de las Legumbres, una oportunidad para la sensibilización acerca de los beneficios que aportan al cuerpo humano y su contribución a los sistemas alimentarios sostenibles, así como a un mundo sin hambre.

Las legumbres son un tipo de leguminosas que se cosechan únicamente para obtener la semilla seca. Los frijoles secos, lentejas y guisantes son los más conocidos y por ende los más consumidos, pero en general estos alimentos

Las legumbres pertenecen a la familia vegetal Fabaceae o Leguminosae, el tercer grupo de plantas más numeroso del planeta y cuyo origen se presume hace alrededor de 90 millones de años. Los frijoles secos, las lentejas y los guisantes son los más conocidos y por ende los más consumidos; aquí te contamos que otros alimentos provienen de la misma familia y sus beneficios a la salud.

Habas / Creative Commons

Habas
Aportan grandes dosis de energía y proteínas, ya que cada 100 gramos contienen 341 calorías. También destacan por su aporte en fibra dietética, son muy valiosas por que protegen la mucosa del colon y combaten la acumulación de sustancias tóxicas en el aparato digestivo. Además, ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Lentejas / Creative Commons

Lentejas
Son una fuente valiosa de riboflavina, niacina, ácido pantoténico, magnesio, zinc, cobre, manganeso y selenio, por lo que aumentan nuestra sensación de saciedad con muy pocas calorías, su fibra ayuda a prevenir el estreñimiento y a regula el funcionamiento de sistema digestivo en general.

Garbanzos / Creative Commons

Garbanzos
Entre sus micronutrientes destaca su contenido en calcio vegetal, potasio, magnesio, fósforo y diversas vitaminas del complejo B que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso central.

Chícharos / Creative Commons

Chícharos
Poseen un alto nivel de nutrientes, en especial proteínas que benefician el crecimiento de los niños y jóvenes, su consumo favorece el control de los niveles de azúcar en la sangre, ayudan a prevenir la anemia, a fortalecer el sistema inmunológico y a promover la salud cardiovascular.

Alubias / Creative Commons

Alubias
Son una gran fuente de proteínas vegetales, hidratos de carbono, minerales y vitaminas. Son ricas en vitamina B6, potasio, fósforo, cobre, manganeso y ácido fólico. Destacan por su contenido en hierro y fibra soluble e insoluble. Por lo que favorecen la digestión, al tránsito intestinal y son saciantes.

Frijoles / Creative Commons

Frijoles
Son ricos en minerales y fibra, y no contienen las grasas saturadas que se encuentran en algunas proteínas animales. Su alto contenido en calcio y el fósforo son importantes para la estructura ósea, mientras que el hierro y el zinc desempeñan un papel primordial en el mantenimiento de la fuerza y elasticidad de los huesos. 

Suplementos

¿Por qué son cultivos importantes?
Según estudios de la FAO, Las legumbres pueden contribuir a la mitigación del cambio climático, reduciendo la dependencia de los fertilizantes sintéticos utilizados para aportar nitrógeno al suelo.

Lee también 

Mitos sobre los cereales

Nuevas formas de alimentación

Suscríbete 

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

También te puede interesar