Inicio » Comer sano » Lo tradicional y sano de comer garbanza

Lo tradicional y sano de comer garbanza

Conoce por qué esta botana se ha popularizado en algunas regiones de México

Por Gerardo Tavarez 

De diez o veinte pesos, asada o cosida, con chile, sin chile, o chile “del que no pica” la Garbanza es una botana que desde hace ya varios años se ha popularizado entre los queretanos, y aunque en la actualidad es muy difícil encontrar a quién se dedique a su producción en el estado de Querétaro, no es un impedimento para disfrutar de esta deliciosa botana.

¿Qué son las tortillas ceremoniales?

La Historia

Las tierras del centro de la república son conocidas por su gran riqueza y productividad, y el suelo queretano no es la excepción, a pesar del clima semidesértico, es excelente para la siembra de frutas verduras y legumbres, como lo es la garbanza, la cual cuentan que también se sembraba en estas tierras, en los meses de “sequía” para no dejar las tierras sin sembrar, ya que una peculiaridad de esta planta es que no necesita ser regada después de plantarse.

El Diario de Querétaro

“La tradición empezó cuando venían los abuelos a vender garambullos, aquí a Querétaro, después empezaron a traer garbanza en cananstitas, y después en costales, y poco a poco fueron metiendo también cacahuates y elotes” comenta Eduardo Luis Ramírez Figueroa de Salamanca Guanajuato, también conocido como “Chupón” o “Toro” camina por las calles del municipio de Corregidora anunciando con un peculiar grito que llegó la garbanza, viene a diario junto con cinco familiares y al igual que muchos provenientes del estado vecino, recorren las calles de las colonias queretanas para llevarnos esta botana lo más cerca posible.

Don Jesús Cortés, originario Guanajuato, durante 26 años venía todos los días desde Salamanca a vender únicamente garbanza, caminando por las calles de El Pueblito cargando un costal, y con el tradicional grito de “¡LA GARBANZAAAAAAAAAAAAA!”, era común salir corriendo de la casa y esperar a que llegara hasta tu puerta, antes de que se adelantara y tener que alcanzarlo corriendo para pedirle tu bolsita “de a diez” con limón y chile, posteriormente se instaló en la Plaza Hidalgo (La Placita), hasta que desafortunadamente hace algunos meses Don Jesús falleció y su esposa Juana Pacheco Ramírez se encargó de seguir con en esta tradición.

El Diario de Querétaro

Los beneficios de consumo

La temporada más abundantes en los meses de febrero, marzo y abril ya que se siembra aproximadamente desde octubre y noviembre, “Se siembra cuando se terminan las lluvias, es cuando tiene bastante humedad la tierra, y de ahí en adelante son tres meses de crecimiento en los que no ocupa agua, porque si llueve también se seca” cometa Horacio Hernández, también proveniente de Guanajuato, quién a diferencia de los vendedores que encontramos por las calles que venden la garbanza cocida lista para comer, vende el producto en crudo a la orilla de la carretera, para prepararlo como de cualquier forma.

Mole de caderas, tradición y cultura mixteca

“Hay diferentes tipos , la que le llamamos garbanzo de grano, que es más chiquito, y la que es la garbanza, que es un grano más grandecito” comenta Don Horacio, quien también comparte algunas formas de preparar la botana, “La forma más común es cocerlos a vapor, hay que taparlos muy bien y ponerles un poco de agua, para asarlos no hay que taparlos, hay que darles vueltas hasta que se tuestan, y otra manera más fácil y rápida de hacerlos es en el horno de microondas, ponerles de diez a quince minutos y quedan listos” son las maneras más comunes en las que se consume esta legumbre.

Son valiosos los beneficios que aporta a la salud, ricaa en proteínas, almidón y lípidos (más que las otras legumbres) sobre todo de ácido oleico y no contienen colesterol; de igual manera al no necesitar riego, disminuyen los riesgos de utilizar aguas contaminadas para su cultivo, al mismo tiempo, la planta no requiere ningún tipo de fertilizante, ni abonos para dar fruto, y al que todas las legumbres se recomienda su consumo de estas tres o cuatro veces por semana, debido a su elevado contenido en proteínas y fibra, y eso la convierte una opción sumamente saludable para consumir también entre comidas.

También te puede interesar