Con la tecnología de Google Traductor

Inicio » Comer sano » Cuánta avena debes comer para no subir de peso

Foto. Canva.

Cuánta avena debes comer para no subir de peso

Si se consume de manera adecuada, puede controlar tu peso y cuidar el intestino

Se trata de un cereal versátil lleno de beneficios y posibilidades culinarias, que ha ganado popularidad en la alimentación consciente y saludable. Sin embargo, muchas personas se preguntan si su consumo puede llevar al aumento de peso. Veamos qué dicen los expertos y cómo disfrutarla de manera saludable en nuestra dieta.

La avena es una verdadera joya nutricional, rica en fibra, vitaminas B y E, y antioxidantes. Su composición única permite una absorción más lenta, brindando un aporte energético constante a lo largo del día y proporcionando una sensación de saciedad prolongada, lo que evita el exceso de comida.

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada martes

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí
Foto. Canva.

Beneficios de consumir avena

Especialistas en nutrición afirman que es una excelente fuente de proteínas, superando a otros cereales como el arroz, el maíz o la harina de trigo. Pero sus beneficios no se detienen ahí, ya que diversos estudios sugieren que la avena ayuda a reducir el colesterol en la sangre, protegiendo así el corazón y previniendo enfermedades cardiovasculares.

Además, la fibra de la avena, en combinación con la ingesta adecuada de agua, favorece el movimiento intestinal, eliminando toxinas y previniendo problemas como el estreñimiento y la diverticulosis, e incluso se ha relacionado con la reducción del riesgo de cáncer de colon.

Te puede interesar:

Foto. Canva.

Cómo hay que consumirla

Es importante destacar que, como con cualquier alimento, el consumo excesivo de avena puede contribuir a un aumento de peso. La clave está en el equilibrio y la moderación en las porciones. Cien gramos de avena aportan aproximadamente 366 calorías, por lo que es importante tener en cuenta las cantidades al incluirla en nuestra dieta.

Una recomendación clave es elegir la presentación adecuada. Optar por granos integrales es una excelente opción, ya que contienen fibra soluble, como el beta-glucano, que ha demostrado reducir los niveles de colesterol en la sangre.

A veces, uno de los errores más comunes es considerar a la avena como una comida completa en sí misma. Para maximizar sus beneficios nutricionales, es importante complementarla con proteínas y grasas saludables. Evitar agregar edulcorantes o alimentos procesados también es fundamental para mantener su aporte nutricional.

Recuerda que cada persona tiene necesidades y contextos individuales, por lo que consultar a un nutricionista puede ser de gran ayuda para desarrollar una dieta balanceada y adaptada a tus objetivos y estilo de vida.

¿Ya conoces nuestro contenido en Instagram? Te invitamos a seguirnos, es gratis: