Inicio » Comer sano » Por esta razón no debes comprar latas de comida abolladas

Foto: Unsplash

Por esta razón no debes comprar latas de comida abolladas

Los golpes terminan comprometiendo la calidad del producto, sobre todo si están en la costura de la lata

Por Domingo Fernández

La finalidad de tener alimentos enlatados es para conservarlos por periodos prolongados, el invento surgió ante la necesidad de alimentar a los soldados y marinos durante viajes que podrían durar meses o años.

En la actualidad los seguimos eligiendo por sus ventajas de tenerlos guardados sin que pierdan sus propiedades nutricionales, además de ser una opción práctica para preparar algunas comidas y tener acceso a productos fuera de temporada, pero ¿hay algún riesgo si la lata está abollada?

Foto: Freepik

También puedes leer:

Cuando la comida se conserva, se calienta para destruir bacterias y mohos peligrosos y desactiva las enzimas que descomponen los nutrientes de la comida a medida que envejece, según la Universidad de McGill. Por lo tanto, el enlatado de los alimentos evita que se dañe y se contamine con moho y bacterias.

Sin embargo los golpes en las latas terminan comprometiendo la calidad del producto, así que la recomendación es no comprarla.

Las consecuencias

Aunque todo depende de la gravedad de abolladura, las menores que no están en la costura del metal deben estar bien, pero si hay en la costura, es mejor dejar la lata abollada en el estante.

Las abolladuras en la costura no solo pueden romper el metal de la lata y exponer los alimentos al interior de patógenos externos, sino también las abolladuras profundas son motivo de preocupación.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) dice que las latas raras y abolladas pueden provocar botulismo, que es una forma mortal de intoxicación alimentaria que ataca el sistema nervioso, así como descartar las que estén abultadas, con fuga u oxidadas.

Aunado a lo anterior la Organización de Consumidores y Usuarios recomienda que si al abrir la lata el alimento sale con explosión es mejor tirarlo, también descartar las conservas que tienen un olor extraño, les surja espuma o burbujas.

Por su parte el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señala que se debe evitar el consumo del contenido de las latas abolladas para no poner en riesgo la salud, ya que una lata de comida, golpeada, perforada o hinchada puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Foto: Pixabay

Si quieres actualizarte sobre las novedades gastronómicas, no olvides escuchar nuestro Podcast de Aderezo que ya se encuentra disponible:

Te invitamos a visitar nuestro perfil de Instagram:

También te puede interesar

Con este truco sabrás si tu tanque de gas está por quedarse vacío

VER PUBLICACIÓN

¿Compras queso Oaxaca a granel? Estos son los riesgos

VER PUBLICACIÓN

Por qué los champiñones ayudan a combatir la depresión

VER PUBLICACIÓN

Conoce los tés con sabores que van bien con el otoño

VER PUBLICACIÓN